El uso de interferón beta, incluido 'Rebif' (Merck), no afecta al embarazo de mujeres con esclerosis múltiple

Publicado 13/09/2019 14:22:02CET

MADRID, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

El uso de interferón beta (IFN beta), incluido sc/interferón beta-1a subcutáneo, registrado por Merck con el nombre de 'Rebif' (Merck), no afecta al embarazo de mujeres con esclerosis múltiple (EM), según los resultados basados en los datos extraídos de los registros de salud finlandesa y sueca, recabados entre 1996 y 2014, y presentados en el 35º Congreso del Comité Europeo para el Tratamiento e Investigación de la Esclerosis Múltiple (ECTRIMS, por sus siglas en inglés).

"Nuestra prioridad es asegurar que atendemos las necesidades de las personas que viven con EM. Cuando a una mujer se le diagnostica EM, probablemente se haga preguntas sobre la continuidad de su tratamiento en el caso de quedarse embarazada y cómo podría afectar éste al feto. Estamos orgullosos de colaborar con autoridades académicas y sanitarias para arrojar más luz en este sentido, ayudando a profesionales sanitarios y pacientes", ha dicho la directora Médica de Merck, María Rivas.

Y es que, entre los 666 bebés nacidos expuestos a IFN beta y los 1.330 no expuestos, los resultados del embarazo fueron similares y sin diferencia estadística entre las pacientes expuestas a IFNbeta frente a las no expuestas. La prevalencia de recién nacidos pequeños para la edad gestacional en la cohorte expuesta fue de 2,1 por ciento, frente al 2 por ciento para las pacientes no expuestas, y en el caso de recién nacidos grandes para la edad gestacional fue de 0,8 por ciento para las expuestas, frente al 0,8 por ciento para las no expuestas.

La prevalencia de bajo peso al nacer fue de 3,9 por ciento entre las expuestas a IFN beta y 4,8 por ciento entre las no expuestas. De 619 nacimientos a término expuestos a IFN beta y 1.219 nacimientos a término no expuestos, la prevalencia de casos con perímetro cefálico bajo fue del 1,9 por ciento en el caso de las mujeres expuestas a IFN beta frente al 1,1 por ciento entre las no expuestas.

Actualmente, el inicio del tratamiento con interferón beta-1a durante el embarazo está contraindicado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) en la Unión Europea. Merck ha solicitado a diferentes autoridades sanitarias incluir los datos de seguridad extraídos de estos registros en la ficha técnica de 'Rebif' y estas revisiones están actualmente en curso.

Para leer más