Actualizado 02/09/2015 8:31:32 +00:00 CET

El uso de estatinas eleva el riesgo de diabetes

Pastillas, fármacos, estatinas
Foto: GETTY//ILYA SHARAPOV

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las estatinas son unos fármacos que actúan sobre el metabolismo de los lípidos (colesterol, triglicéridos) y disminuyen el riesgo de sufrir infartos de miocardio, infartos cerebrales o muerte cardiovascular en diferentes poblaciones. Y, aunque no tienen una acción curativa, en España su consumo para reducir el colesterol ha crecido un 442 por ciento en la última década.

   Una nueva investigación muestra que el uso de estatinas se asocia con un incremento del 46 por ciento en el riesgo de desarrollar diabetes, incluso después de ajustar por factores de confusión. El estudio, publicado en 'Diabetologia', fue realizado por el profesor Markku Laakso, del Instituto de Medicina Clínica de la Universidad de Finlandia Oriental y el Hospital de la Universidad de Kuopio, Finlandia, y sus colegas.

   Trabajos anteriores han sugerido un mayor riesgo de varios niveles de desarrollar diabetes asociada con el uso de estatinas, pero han tenido limitaciones: las poblaciones de estudio han incluido participantes con alto riesgo de enfermedad cardiovascular, por lo que es posible que el riesgo de diabetes en los ensayos clínicos difiera del de la población general.

   Muy a menudo en los estudios previos el diagnóstico de la diabetes se ha basado en la autoevaluación de la diabetes o la medición de la glucosa en ayunas, lo que lleva a una subestimación de las cifras reales de los casos de diabetes.

   En este nuevo trabajo, los autores investigaron los efectos del tratamiento con estatinas en el riesgo de diabetes tipo 2 y el deterioro del control del azúcar en sangre en 8.749 hombres no diabéticos durante seis años de seguimiento de la población del estudio 'Síndrome Metabólico en Hombres' (METSIM), con sede en Kuopio, Finlandia. También analizaron los mecanismos de la diabetes inducidos por las estatinas mediante la evaluación de los cambios en la resistencia a la insulina y la secreción de insulina.

   Los participantes, de entre 45 a 73 años, fueron seguidos durante 5,9 años. Se diagnosticó diabetes en 625 hombres, bien con una prueba de tolerancia oral a la glucosa, con un nivel de HbA1c del 6,5 por ciento o superior, o la medicación antidiabética iniciada durante el seguimiento. Se evaluó la sensibilidad a la insulina y la secreción.

   Los expertos encontraron que, después de ajustar los resultados por edad, índice de masa corporal (IMC), circunferencia de la cintura, actividad física, tabaquismo, consumo de alcohol, antecedentes familiares de diabetes y tratamiento beta-bloqueante y diuréticos, los pacientes tratados con estatinas presentaban un 46 por ciento más de probabilidades de desarrollar diabetes que los que no tomaban estatinas.

VARÍA EN FUNCIÓN DE LA DOSIS

   El riesgo fue dependiente de la dosis de simvastatina y atorvastatina. El tratamiento con estatinas aumentó significativamente 2-h glucosa (PTG2h) durante el seguimiento, con un incremento significativo de la glucosa en ayunas (FPG). La sensibilidad a la insulina se redujo en un 24 por ciento y la secreción de insulina, en un 12 por ciento en personas en tratamiento con estatinas.

   Además, la caída de la sensibilidad a la insulina y la secreción de insulina eran dependiente de la dosis de simvastatina y atorvastatina. Tras ajustar para todos los factores de confusión mencionados anteriormente, altas dosis de simvastatina se vincularon con un 44 por ciento más de riesgo de desarrollar diabetes, mientras que para dosis bajas de simvastatina el aumento del riesgo fue del 28 por ciento y para altas dosis de atorvastatina, del 37 por ciento.

   En general, el 29 por ciento de los participantes estaba tomando simvastatina, mientras que el 53 por ciento, tomaba atorvastatina. Los autores dicen que "la asociación del uso de estatinas con un mayor riesgo de desarrollar diabetes es más probable que esté directamente relacionada con que las estatinas disminuyen la sensibilidad a la insulina y la secreción".

   Sin embargo, destacan que mientras que el tamaño del estudio hace que sus conclusiones sean fiables, la muestra de la investigación fueron hombres de raza blanca, por lo que la aplicabilidad a las mujeres o personas de otro origen étnico no se pueden confirmar sin más investigación.

   "El tratamiento con estatinas se asoció con un 46 por ciento más de riesgo de la diabetes tipo 2 después de ajustar por factores de confusión, lo que sugiere un mayor riesgo de diabetes en la población general del que se sabía anteriormente", concluyen los investigadores.

Para leer más