El uso de 'Emend' (MSD) es eficaz para prevenir náuseas y vómitos en niños que reciben quimioterapia emetógena

Actualizado 09/07/2015 6:16:44 CET

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La farmacéutica Merck Sharp & Dohme (MSD) ha presentado los resultados de un estudio global en Fase III que han demostrado que el uso de aprepitant, cuyo nombre comercial es 'Emend', es significativamente más efectivo en la prevención de las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia muy alta, alta o moderadamente emetógena (que induce el vómito) en pacientes pediátricos con cáncer, de entre 6 meses y los 17 años.

Los datos han sido presentados en una sesión oral durante el Simposio Internacional Anual sobre Cuidados Paliativos en Cáncer de la Multinational Association of Supportive Care in Cancer y la International Society of Oral Oncology (MASCC/ISOO) celebrado recientemente en Miami (EE.UU).

En el estudio se comparó su uso con un régimen de control tratados con ondasetrón a la hora de lograr una respuesta completa, definida como la ausencia de vómitos o arcadas, y el no uso de fármacos de rescate para las náuseas y vómitos en todas las fases de la quimioterapia.

El régimen de 'Emend' incluyó tanto cápsulas como una formulación de polvo para suspensión en investigación de dosificación basada en el peso. En el otro grupo, se administró ondansetrón según la dosis pediátrica aprobada, y la variable principal del estudio fue la respuesta completa (ausencia de vómitos, arcadas y no necesidad de fármacos de rescate para las náuseas y vómitos) en la fase retardada (25 a 120 horas tras el inicio de la quimioterapia).

En el estudio, el 51 por ciento de los pacientes que recibía el régimen de 'Emend' alcanzó la variable principal de la respuesta completa en la fase retardada de náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia, frente al 26 por ciento de pacientes en el grupo de control.

Además, el 66 por ciento de los pacientes que recibía el régimen de 'Emend' alcanzó la respuesta completa en la fase aguda de náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia, frente al 52 por ciento del otro grupo, mientras que la respuesta completa en la fase general también fue mayor en los pacientes tratados con el fármaco de MSD (40% versus 20%).

Por otro lado, el 79 por ciento de los pacientes que recibía el régimen de 'Emend' y el 77 por ciento de los que recibía el régimen de control experimentó uno o más efectos adversos, siendo los más frecuentes anemia (17% versus 25%), neutropenia febril (16% para ambos grupos), vómitos (15% para ambos grupos), neutropenia (14% vs 12%), trombocitopenia (10% versus 11%), recuento disminuido de neutrófilos (9% versus 13%), náuseas (9% versus 11%) y un recuento disminuido de plaquetas (8% versus 10%).

"Las náuseas y vómitos son complicaciones comunes de la quimioterapia contra el cáncer y pueden ser especialmente angustiosos y debilitantes para los pacientes pediátricos", afirmó Stuart Green, vicepresidente de Investigación Clínica de Merck Research Laboratories.

Con estos resultados, MSD planea presentar una solicitud de registro a nivel mundial para 'Emend', empezando en Estados Unidos, para su uso en la prevención de las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia en pacientes pediátricos y adolescentes con cáncer, tanto para su nueva formulación pediátrica (polvo para suspensión) como para la formulación actual en cápsulas.

Para leer más