Publicado 27/01/2021 07:03CET

El uso de antibióticos neonatales se asocia con un crecimiento reducido en los niños

Imagen de un bebé
Imagen de un bebé - FUNDACIÓN UNICAP - Archivo

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio, dirigido por la Facultad de Medicina Azrieli de la Universidad Bar-Ilan, en Israel, ha revelado que el tratamiento con antibióticos dentro de los 14 días posteriores al nacimiento se asocia con una reducción de peso y altura en los niños, pero no en las niñas, hasta los seis años, según publica en la revista 'Nature Communications'.

Por el contrario, el estudio mostró un índice de masa corporal (IMC) significativamente más alto en niños y niñas después del uso de antibióticos después del período neonatal y dentro de los primeros seis años de vida. Estos hallazgos pueden ser el resultado de cambios en el desarrollo del microbioma intestinal.

El impacto de la exposición a antibióticos neonatales se investigó en una cohorte de 12.422 niños nacidos entre 2008 y 2010 en el Hospital Universitario de Turku, en Finlandia. Los bebés no tenían anomalías genéticas ni trastornos crónicos significativos que afectaran el crecimiento y no necesitaron tratamiento con antibióticos a largo plazo y se les habían administrado antibióticos durante los primeros 14 días de vida a 1.151 (9,3%) de los recién nacidos del estudio.

Los autores encontraron que los niños expuestos al tratamiento con antibióticos presentaron un peso significativamente menor en comparación con los niños no expuestos durante los primeros seis años. También tenían una altura e IMC significativamente más bajos entre las edades de dos y seis años. Esta observación se repitió en una cohorte alemana.

Además, se encontró que la exposición a los antibióticos durante los primeros días de vida estaba asociada con alteraciones en el microbioma intestinal hasta los dos años. Los bebés expuestos a antibióticos neonatales presentaban una riqueza de microbioma intestinal significativamente menor en comparación con los bebés no expuestos a la edad de un mes.

Curiosamente, a la edad de seis meses, los bebés tratados con antibióticos alcanzaron el nivel de riqueza bacteriana de un grupo de control de bebés, y a las edades de 12 y 24 meses, los sujetos tratados con antibióticos ganaron niveles significativamente más altos de riqueza bacteriana en comparación con a los sujetos de control.

En experimentos adicionales dirigidos por la estudiante de doctorado Atara Uzan, los investigadores demostraron que los ratones machos libres de gérmenes que recibieron el microbioma intestinal de bebés expuestos a antibióticos también mostraron retraso en el crecimiento.

Estos hallazgos sugieren un vínculo potencial entre la exposición a antibióticos neonatales y el crecimiento infantil deficiente, que puede ser el resultado de alteraciones causadas por los antibióticos en la composición del microbioma intestinal.

"Los antibióticos son medicamentos de vital importancia y que salvan la vida de los recién nacidos. Nuestros resultados sugieren que su uso también puede tener consecuencias no deseadas a largo plazo que deben tenerse en cuenta", explica el profesor Omry Koren, de la Facultad de Medicina Azrieli de la Universidad Bar-Ilan, quien dirigió el estudio junto con el profesor Samuli Rautava, de la Universidad de Turku y del Hospital Universitario de Turku.

La investigación de seguimiento tendrá como objetivo investigar otros posibles resultados adversos relacionados con la exposición a antibióticos neonatales.