El tratamiento personalizado beneficia a los pacientes con cáncer de riñón

Tumores renales muestran una complejidad anatómica baja y alta
RADIOLOGICAL SOCIETY OF NORTH AMERICA
Publicado 16/01/2019 7:25:34CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los planes de tratamiento personalizados pueden prolongar la esperanza de vida de los pacientes con cáncer de riñón en etapa temprana que tienen factores de riesgo de empeoramiento de la enfermedad renal, según un nuevo estudio publicado en la revista 'Radiology'.

Los tumores renales a menudo se descubren en una etapa temprana y con frecuencia se tratan con nefrectomía parcial, un procedimiento quirúrgico en el que se extirpan el tumor y parte del riñón. Sin embargo, algunos pacientes, incluidos aquellos con enfermedad renal crónica, son malos candidatos para la cirugía.

"Puede haber riesgos claros con una operación en estos pacientes", señala la autora principal del estudio, Stella K. Kang, profesora asistente de Radiología y Salud de la Población en la Universidad de Nueva York, Langone Health, en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. "Los pacientes pueden tener una enfermedad cardiaca significativa u otras comorbilidades, o una esperanza de vida limitada por alguna otra razón", añade.

Además, muchos tumores renales pequeños son neoplasias malignas o benignas de crecimiento muy lento, lo que hace que la vigilancia activa del tumor, generalmente a través de tomografías computarizadas periódicas para detectar cambios en el tamaño del tumor, sea una opción viable en pacientes que son pobres candidatos para la cirugía.

A pesar de su potencial, la vigilancia activa puede estar subutilizada debido a la falta de directrices de consenso y herramientas de apoyo a la toma de decisiones, según el doctor Kang. "Necesitamos una mejor manera de sopesar los riesgos, para que se pueda considerar a más pacientes para el tratamiento no quirúrgico", afirma.

Las simulaciones basadas en ordenador representan una herramienta prometedora en este proceso de estratificación de riesgos. Para el estudio, el doctor Kang y sus colegas construyeron una simulación para evaluar el impacto de diferentes enfoques de tratamiento en pacientes con tumores renales pequeños. El modelo tuvo en cuenta variables importantes como la gravedad de la enfermedad renal y los riesgos de mortalidad.

Basado en 1 millón de simulaciones, la nefrectomía parcial produjo la mayor esperanza de vida en pacientes de todas las edades con función renal normal. Sin embargo, en pacientes con enfermedad renal crónica, las estrategias personalizadas, como la vigilancia activa, prolongaron la esperanza de vida en comparación con la nefrectomía de rutina.

VIGILANCIA ACTIVA

En varios subgrupos simulados con enfermedad renal crónica moderada, las decisiones de tratamiento personalizado prolongaron la esperanza de vida en más de dos años en comparación con un abordaje quirúrgico estándar. El modelo también encontró que el uso de la RM para predecir el carcinoma de células renales papilar, un tipo de cáncer de riñón de crecimiento lento, podría mejorar potencialmente los resultados de salud a largo plazo al guiar a algunos pacientes hacia la vigilancia activa.

Los investigadores esperan que el modelo aporte más valor al proceso de toma de decisiones clínicas. De acuerdo con el doctor Kang, la información del modelo podría proporcionar orientación sobre los beneficios y riesgos de la vigilancia activa y ayudar a identificar los tratamientos adecuados para los pacientes adecuados.

"Probablemente haya una mayor proporción de pacientes con tumores renales pequeños que merecen una discusión más completa de las opciones que la que se reconoce actualmente --dice--. Aunque el modelo no prescribe un tratamiento específico, proporciona un conjunto de estimaciones para que los pacientes y proveedores puedan obtener más información sobre las opciones viables".

El modelo también sugiere que la efectividad de la biopsia, la herramienta utilizada con mayor frecuencia para discriminar entre el cáncer y las masas benignas, puede mejorarse al incorporar información del subtipo de tumor en el proceso de toma de decisiones.

En una escala más amplia, el estudio muestra cómo los modelos de simulación por ordenador podrían aportar información útil y complementaria al conocimiento obtenido de los ensayos clínicos. Aunque los ensayos clínicos aleatorizados siguen siendo la piedra angular de la medicina basada en la evidencia, su alcance a menudo está limitado por el tiempo y los gastos significativos que requieren, y representan solo a un conjunto limitado de pacientes.

"Los modelos informáticos de enfermedades pueden ser útiles para estudiar enfermedades e intervenciones potenciales y guiar estudios prospectivos, ayudándonos a comprender dónde se necesita más investigación", concluye el doctor Kang.

Para leer más