Publicado 05/05/2021 07:13CET

Un tratamiento experimental mejora la función cognitiva de los pacientes con síndrome X frágil

Archivo - Foto de recurso de laboratorio.
Archivo - Foto de recurso de laboratorio. - PIXABAY/FOTOSHOPTOFS - Archivo

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Un tratamiento experimental consigue mejoras en la función cognitiva y el lenguaje en pacientes con síndrome X frágil, según los resultados del estudio publicados en la revista 'Nature Medicine'. El síndrome del cromosoma X frágil (conocido como FXS, por sus siglas en inglés) es la causa genética conocida más común del autismo y la causa más común de la discapacidad intelectual heredada.

"Estos resultados ofrecen esperanza a los pacientes con síndrome del cromosoma X frágil y a sus familias --afirma la doctora Elizabeth Berry-Kravis, neuróloga pediátrica del Centro Médico de la Universidad Rush, en Estados Unidos, e investigadora principal del estudio--. La mayoría de las medidas de resultados clínicos fueron favorables al fármaco. Estas medidas incluían evaluaciones basadas en el rendimiento y escalas calificadas por los padres y los médicos, que en combinación, sugieren un impacto significativo en el proceso global de la enfermedad FXS".

El estudio era un ensayo clínico de fase dos para evaluar la seguridad y la eficacia de un fármaco conocido como BPN14770, desarrollado por Tetra Therapeutics, en 30 hombres de entre 18 y 41 años que padecen el síndrome del cromosoma X frágil. El BPN1477 inhibe la producción de una familia de enzimas conocidas como fosfodiesterasa4Dv (PDE4D), que controlan la disponibilidad en el cerebro de un monofosfato de adenosina cíclico (AMPc), una molécula que interviene de forma crítica en la formación de la memoria.

Al inhibir la PDE4D, el fármaco aumenta los niveles de AMPc en el cerebro. "Es emocionante que tengamos un fármaco que potencialmente aborde un déficit central en el FXS, una disminución del AMPc, que se ha documentado en los pacientes, y que descubrí durante mi beca de neurología pediátrica hace 30 años", asegura Berry-Kravis.

Los participantes en el estudio recibieron dosis orales diarias de BPN14770 dos veces al día o un placebo durante 12 semanas. Los padres, los cuidadores y los evaluadores médicos no sabían si los participantes habían recibido el tratamiento o el placebo.

El estudio evaluó a los participantes utilizando una versión de la Batería Cognitiva de los Institutos Nacionales de la Salud (una medida cognitiva) que fue modificada para ser eficaz en la evaluación de personas con discapacidades intelectuales. Además, el estudio incluyó escalas en las que los padres valoraron las mejoras obtenidas con el fármaco.

"Es la primera vez que se ha podido utilizar la caja de herramientas de los NIH para demostrar un cambio cognitivo en un ensayo en personas con discapacidad intelectual --resalta Berry-Kravis--. En sólo tres meses, vimos una mejora específicamente en las subpruebas verbales de la caja de herramientas de los NIH, junto con la calificación de los padres de las mejoras, particularmente en el lenguaje".

Las evaluaciones cognitivas realizadas con la caja de herramientas de los NIH revelaron un beneficio significativo en el reconocimiento de la lectura oral, el vocabulario de imágenes y la puntuación compuesta de la cognición cristalizada. Las valoraciones de los padres/cuidadores revelaron beneficios que se consideraron clínicamente significativos en el lenguaje y el funcionamiento diario.

Después de 12 semanas de tratamiento en el estudio, los pacientes se cruzaron y tomaron el placebo si habían estado tomando el fármaco, y el fármaco si habían estado tomando el placebo durante otras 12 semanas. Se comprobó que el beneficio de BPN14770 persiste hasta 12 semanas después del cruce del fármaco al placebo. El BPN14770 fue muy bien tolerado, con pocos acontecimientos adversos.

En los estudios de laboratorio, el BPN14770 fomentó la maduración de las conexiones entre neuronas, que está deteriorada en los pacientes con el síndrome del cromosoma X frágil).

Este mecanismo de acción también puede tener potencial para mejorar la función cognitiva y de memoria en la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, en los problemas de aprendizaje/desarrollo y en la esquizofrenia. Sin embargo, en este momento la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos sólo ha aprobado el BPN14770 para su uso en investigación.