Actualizado 25/03/2015 18:03 CET

La silodosina (Casen Recordati) mejora los síntomas más frecuentes de hiperplasia benigna de próstata

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Un medicamento de la familia de los alfabloqueantes, la silodosina - comercializado por Laboratorios Casen Recordati en España-, mejora los síntomas más frecuentes y molestos de hiperplasia benigna de próstata (HBP) en la mitad de los pacientes, según nuevos resultados del Estudio SiRE presentados en el 15 Congreso de la Asociación Europea de Urología (EAU15) que se ha celebrado en Madrid.

   El tratamiento, según los datos, supone la opción inicial de los urólogos para pacientes con síntomas moderados de HBP gracias a su buena tolerabilidad y a su acción rápida. Así lo demuestra la investigación llevada a cabo en 1036 pacientes con HBP de 95 hospitales de todo el mundo que recibieron este tratamiento de 8 mg diarios durante 24 semanas.

   El estudio SIRE (Silodosin in Real-life Evaluation study) ha evaluado el uso de este principio activo, un medicamento que consigue de manera selectiva la relajación del músculo liso de la próstata, y que produce una mejoría de la micción.

   Además, la investigación concluye que el síntoma más frecuente es el flujo de orina disminuido y el más molesto la nicturia, la cual mejora significativamente al tomar este tratamiento. Otro de los síntomas más comunes de la HBP es el gran número de micciones y el volumen de las mismas. De hecho, al inicio del estudio, la media era de 11  micciones diarias, dos de ellas nocturnas.

   La hiperplasia benigna de próstata afecta a los hombres mayores de 50 años y supone un agrandamiento progresivo de la próstata a medida que se envejece. Entre los síntomas iniciales y más habituales se encuentran la necesidad y urgencia continua de orinar, aumentada incluso durante la noche, incapacidad para orinar, incontinencia y/o vaciado incompleto de la vejiga.

   "La nicturia o micción nocturna afecta en gran medida la calidad de vida de quienes padecen esta patología, con lo cual es importante tener un medicamento que permita reducirla de manera rápida y segura", asegura el doctor Carlos Llorente, jefe del Servicio de Urología del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid.

   El 86 por ciento de los pacientes analizados presentaban este síntoma al comienzo del tratamiento pasando a ser del 52 por ciento al final del mismo.

REDUCE EL NÚMERO DE MICCIONES Y EL VOLUMEN MICCIONAL

   Otro beneficio importante de este fármaco es que reduce el número de micciones y el volumen miccional o urinario total. Así, después de 24 semanas de tratamiento, la frecuencia miccional mejoró en más de la mitad de los casos reduciéndose en 1,3 veces al día y aumentando el volumen medio de cada micción, pasando de 173 ml a 183 ml.

   "Son unos resultados buenos que aportan mejorías en la calidad de vida de estos pacientes. Además, se ha observado que es un medicamento que no tiene efectos secundarios destacables y que su efecto cardiovascular es nulo, por lo que puede ser usado sin problemas por aquellos pacientes con hipertensión", señala el doctor Llorente.