Publicado 17/11/2021 13:24CET

El servicio de indicación farmacéutica es coste-efectivo para el sistema sanitario

Archivo - Farmacia, farmacéutico
Archivo - Farmacia, farmacéutico - FEFE - Archivo

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El servicio de indicación farmacéutica (SIF) proporciona seguridad clínica de los pacientes con síntomas menores, mejora su estado de salud y percepción de calidad de vida y contribuye a la sostenibilidad del sistema sanitario, ya que es coste-efectivo y permite descargar las consultas en los centros de salud, según las principales conclusiones del estudio 'INDICA+PRO. Implantación', promovido por la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC) junto con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia y el Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada.

En total, han participado en este trabajo pionero, el mayor realizado hasta la fecha en materia de indicación farmacéutica en España, casi 700 farmacéuticos comunitarios pertenecientes a más de 500 farmacias.

Desde la puesta en marcha del estudio en 2020 se han registrado más de 12.000 intervenciones de indicación farmacéutica en una treintena de síntomas menores: congestión nasal, síndrome catarral/gripal, tos (respiratorios), acidez, diarrea, estreñimiento, flatulencia, vómitos (digestivos), cefalea, dolor dentario, dolor articular/espalda, dolor de garganta, dismenorrea (dolor moderado), acné, aftas, eczema, heridas cutáneas, herpes labial, hiperhidrosis, picaduras, pie de atleta, quemaduras, urticaria (dermatológicos), estrés, fiebre, hemorroides, insomnio, ojo rojo, ojo seco, vaginitis, varices (otros).

El 85 por ciento de las intervenciones tuvieron que ver con consultas de los pacientes, mientras que el resto (15 por ciento) estuvieron relacionadas con la demanda directa de un medicamento de indicación farmacéutica. Los síntomas menores tratados más frecuentemente en la farmacia fueron los relacionados con el dolor articular, la dermatitis y el insomnio. En el caso de las consultas, se produjo un 10 por ciento de derivaciones al médico y en el caso de las demandas de un medicamento, el porcentaje de derivaciones fue del 9 por ciento.

TIPOS DE DERIVACIONES Y MEJORÍA EN LOS PACIENTES

Del análisis preliminar de las intervenciones registradas se extrae, además, que la mayor parte de las derivaciones estuvieron relacionadas con síntomas que incluían dolor o señales de infección. A través de estas derivaciones el farmacéutico detecta pacientes de riesgo que deberían ser valorados por un médico, contribuyendo así a mejorar la seguridad del paciente.

Más de 8.000 pacientes han recibido seguimiento 10 días después de consultar en farmacia y tuvieron una mejoría de 8,6 de su síntoma menor en una escala de 0 a 10. Asimismo, de esos más de 8.000 pacientes hubo también un incremento en la percepción de la calidad de vida (6,5 puntos) relacionada con la salud 10 días después de la consulta.
Por todo lo expuesto se puede considerar que el SIF es un servicio coste-efectivo cuando incluye la demanda de medicamentos para el síntoma menor y permitiría liberar el tiempo que se invierte en muchas consultas de Atención Primaria y Continuada para dedicarlo a una mejora asistencial.

Los resultados finales del estudio, para el que se están incorporando nuevos síntomas menores (astenia, cistitis, estado anímico bajo, pie diabético, tapón de cera, úlceras por presión y vaginosis), se presentarán el año que viene, durante el X Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios, que SEFAC celebrará del 5 al 7 de mayo en Madrid.

Contador