Publicado 07/05/2020 19:01CET

La reutilización de fármacos es una alternativa más rápida que la vacuna frente al Covid-19

Imagen del fármaco usado en la investigación, azul de metileno
Imagen del fármaco usado en la investigación, azul de metileno - UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La reorientación de los medicamentos ya aprobados ofrece una esperanza más rápida de abordar el problema de Covid-19 que el desarrollo y la fabricación de una vacuna, según argumenta este jueves un equipo internacional de científicos en la revista 'British Journal of Pharmacology'.

Un equipo de investigadores que representan a la Unión Internacional de Farmacología Básica y Clínica dice que no habrá un milagro para tratar la enfermedad, y argumenta que se necesita un enfoque múltiple para encontrar nuevos medicamentos. Advierten de que es probable que una vacuna eficaz y escalable tarde más de un año en utilizarse para hacer frente a la pandemia mundial.

La revisión examina las posibles dianas terapéuticas de los fármacos, las grietas en la propia armadura del virus o los puntos débiles de las defensas del cuerpo. Dos objetivos clave parecen ser las proteínas de la superficie de las células, a las que el SARS-CoV-2 se une permitiendo su entrada: ACE2 y TMPRSS2. La TMPRSS2 parece ser muy común en las células, mientras que la ACE2 suele estar presente en niveles bajos que aumentan dependiendo del sexo, la edad y los antecedentes de tabaquismo.

"Como sabemos que estas dos proteínas juegan un papel en esta infección de coronavirus, podemos centrarnos en la readaptación de los medicamentos que ya tienen la aprobación de las autoridades reguladoras o que se encuentran en las últimas etapas de los ensayos clínicos. Estos tratamientos ya habrán demostrado ser seguros y, por lo tanto, si ahora se puede demostrar su eficacia en Covid-19, podrían ser llevados al uso clínico con relativa rapidez", justifican.

Un candidato prometedor es el remdesivir, un medicamento originalmente desarrollado para el Ébola. Aunque los ensayos clínicos no han demostrado ser suficientemente eficaces para el tratamiento del Ébola, nuevos estudios han sugerido que el fármaco puede ser beneficioso para el tratamiento de pacientes hospitalizados con Covid-19. A la luz de estos resultados, Estados Unidos lo ha aprobado ahora para su uso en casos de emergencia. También ha habido hallazgos prometedores en los estudios sobre anticuerpos monoclonales, pero este tipo de medicamento es caro de producir y por lo tanto es menos probable que sea escalable.

"Mientras esperamos una vacuna, los medicamentos que se utilizan actualmente para tratar otras enfermedades pueden ser investigados como tratamientos para Covid-19, en otras palabras, reutilizados", explica el doctor Steve Alexander, de la Universidad de Nottingham (Reino Unido).