Reformar la oficina de farmacia incrementa un 23% el volumen de negocio y un 34% la venta de productos sin receta

Actualizado 04/06/2012 17:12:49 CET

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Reformar la oficina de la farmacia puede incrementar hasta un 23 por ciento el volumen de negocio e, incluso, un 34 por ciento las ventas de productos sin receta, según el estudio 'Reforma en la oficina de farmacia: impacto económico real' realizado por 'MobilM' --marca del grupo Coupechoux-- y Cetilpharm.

Este estudio pionero ha puesto de manifiesto que las farmacias que se reforman y se rediseñan tienen un rendimiento económico netamente superior respecto a las farmacias que no lo hacen. En concreto, el primer año tras la realización de las obras comienza a notarse ya el impacto y, la mejora, se multiplica en el segundo año.

De hecho, al cabo de dos años, las farmacias reformadas muestran un aumento de las visitas del 14 por ciento mientras que en las farmacias que no se reformaron bajó un 2 por ciento el número de entrada de clientes. De esta manera, los establecimientos que se sometieron a una reforma incrementaron su margen de ventas en un 17 por ciento.

Sin embargo, los datos de las farmacias que no apostaron por la renovación mostraron un crecimiento prácticamente inexistente. Según los datos recogidos en el estudio, en farmacias que no se reformaron el volumen de negocio sólo creció un 1 por ciento y su margen de ventas sólo evolucionó un 1,5 por ciento.

BUSCAR NUEVOS RECURSOS

Ante estas cifras, el director de 'MobilM', Xavier Fisselier, ha aconsejado a los farmacéuticos buscar "nuevos recursos" para aumentar el rendimiento del negocio y apostar por mejorar el diseño de su punto de venta.

"A la hora de acometer una reforma en la oficina de farmacia se tienen que tener en cuenta dos objetivos fundamentales. En primer lugar, aumentar el número de clientes diarios --14 por ciento-- y en segundo lugar, aumentar la cesta media, especialmente en lo que se refiere a todas las secciones que no son medicamentos --un 34 por ciento--" ha explicado Fisselier.

A su juicio, tras los "complicados" momentos por los que están atravesando las farmacias españolas resulta "imprescindible" buscar nuevos impulsos económicos que mantengan los balances en positivo. Por ello, es necesario apostar por hacer una reforma en la oficina de farmacia para mejorar su diseño, implementar estrategias comerciales en el punto de venta, mejorar la iluminación o reorganizar el espacio para hacerlo más agradable y favorecer el proceso de compra son estrategias que cada vez están desarrollando más los farmacéuticos españoles.

"Para que las oficinas de farmacia puedan sobrevivir a los recortes y ajustes que estamos viviendo en España es fundamental que apuesten por desarrollar una estrategia de marca, que contemple esquemas de flujo, el 'merchandising' de la organización y la distribución", ha aconsejado el director de MobilM.