Actualizado 07/08/2020 7:26:34 +00:00 CET

Reducir los medicamentos para el asma puede recortar los costes sin empeorar la salud

El factor hereditario aumenta el riesgo de padecer asma junto al tabaquismo, la obesidad o el estrés.
El factor hereditario aumenta el riesgo de padecer asma junto al tabaquismo, la obesidad o el estrés. - QUIRONSALUD - Archivo

   MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Las pautas internacionales para el tratamiento del asma recomiendan que los médicos encuentren la dosis mínima efectiva que pueda controlar los síntomas, sin embargo, a los pacientes con asma se les recetan cada vez dosis más altas de medicamentos. Un estudio del Imperial College de Londres publicado en 'PLOS Medicine' apunta que la reducción de las dosis de medicamentos no aumenta las exacerbaciones del asma y puede reducir significativamente los costos de los medicamentos.

   Más de 5,4 millones de personas reciben tratamiento para el asma en el Reino Unido y los medicamentos para el asma comprenden el 13% de los costos totales de prescripción de atención primaria. Además, el uso prolongado y las dosis más altas de medicamentos se asocian con un mayor riesgo de efectos adversos sistémicos y altos costes.

   Para comprender los síntomas, los diagnósticos y los patrones de prescripción, la doctora Chloe Bloom, del Imperial College de Londres, y sus colegas realizaron un estudio observacional basado en la población, accediendo a los registros de salud electrónicos de atención primaria de 508.459 pacientes con asma tratados en el Reino Unido entre 2001-2017.

   Utilizando códigos clínicos para el asma, los investigadores evaluaron una cohorte de usuarios habituales de prevención del asma, analizando los cambios en los medicamentos recetados para el asma y los resultados de salud posteriores para 31.379 pacientes que dejaron de tomar sus medicamentos recetados para el asma.

   Los corticosteroides inhalados son el segundo medicamento más recetado, lo que sugiere la posibilidad de reducir los costos considerablemente con una disminución adecuada entre los pacientes con asma. Además, abandonar solo la mitad de todos los pacientes adecuados que toman medicamentos de agonista beta de acción prolongada (LABA) podría ahorrar alrededor de 17 millones de libras esterlinas (unos 19 millones de euros), lo que equivale al 2% del presupuesto para el asma del Reino Unido.

   Esta investigación es solo el segundo estudio en el mundo real que compara pacientes reducidos con controles y una de las principales fortalezas es la inclusión de una población de estudio representativa a nivel nacional y un gran tamaño de muestra. Sin embargo, los investigadores tenían una capacidad limitada para rastrear qué medicamentos recetados se dispensaron y cumplieron, una pregunta que puede ser importante para futuros estudios.

   Según los autores, "aunque las pautas clínicas recomiendan la reducción del tratamiento, descubrimos que sucedió con poca frecuencia. La reducción de la terapia con ICS o complementaria no pareció empeorar los resultados de salud, pero sí pareció un ahorro significativo en los costos".

Para leer más