Publicado 24/03/2020 7:06:38 +01:00CET

Quimioterapia menos agresiva después del tratamiento inicial del cáncer colorrectal metastásico es más beneficiosa

Quimioterapia
Quimioterapia - FLICKR PHIL AND PAM GRADWELL - Archivo

   MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio de la Clínica Mayo en el que participaron 5.540 pacientes con cáncer colorrectal metastásico ha descubierto que la quimioterapia de mantenimiento después del tratamiento inicial es más beneficiosa para los pacientes cuya enfermedad está bajo control, en comparación con un tratamiento más agresivo.

   Así, según publican en la revista 'JAMA Oncology', es preferible una estrategia de mantenimiento con quimioterapia con fluoropirimidina, como 5-FU o capecitabina, aunque la observación sin quimioterapia es una opción aceptable para algunos pacientes, según el análisis de resultados de 12 ensayos clínicos aleatorizados.

   "Según estos hallazgos, es apropiado cambiar a un régimen de quimioterapia más ligero y de mantenimiento o incluso tomar un descanso en el tratamiento para algunos pacientes, con la reintroducción de quimioterapia completa cuando la enfermedad progresa", explica Mohamad Sonbol, oncólogo de la Clínica Mayo.

   "El objetivo de la terapia en el cáncer colorrectal metastásico es prolongar la vida mientras se preserva o mejora la calidad de vida. Como la mayoría de estas terapias están asociadas con efectos secundarios, es importante usar tratamientos que logren un beneficio máximo con la menor cantidad de efectos secundarios", añade.

   El cáncer colorrectal es uno de los cánceres más comunes y en uno de cada cuatro pacientes ya se habrá diseminado a otros órganos. Los ensayos controlados aleatorios han probado diferentes estrategias para continuar la quimioterapia después del tratamiento inicial, en comparación con la quimioterapia de mantenimiento menos intensiva y la observación sin quimioterapia.

   Los resultados de estos ensayos han sido inconsistentes, por lo que es difícil sacar conclusiones. El estudio de la Clínica Mayo utilizó un metaanálisis en red de los hallazgos de los 12 ensayos para comparar las estrategias de tratamiento utilizadas y los resultados.

   El análisis no mostró ningún beneficio en la continuación de la quimioterapia completa hasta la progresión de la enfermedad, en comparación con las otras estrategias. Además, todas las estrategias de mantenimiento mostraron una mejora significativa en el control de la enfermedad (supervivencia libre de progresión) en comparación con la observación.

   Los investigadores compararon además los diferentes tratamientos de mantenimiento utilizados y encontraron que el régimen preferido es fluoropirimidina con o sin la adición de bevacizumab, un medicamento utilizado en combinación con medicamentos para combatir el cáncer.

   "Muchas de las quimioterapias que se usan son inicialmente beneficiosas para reducir y controlar el cáncer --reconoce Tanios Bekaii-Saab, oncólogo gastrointestinal de la Clínica Mayo--. Pero después de unos meses de terapia, generalmente se logra el beneficio máximo y el enfoque principal debe ser cómo continuar ese beneficio mientras se minimizan los efectos secundarios".

   "Este estudio confirma que cambiar al tratamiento de mantenimiento es apropiado y beneficioso, con la introducción de un tratamiento completo quimioterapia después de la progresión de la enfermedad", añade.

Contador

Para leer más