Publicado 26/02/2021 11:04CET

El Presidente de SEMDOR defiende que la vía inhalatoria del ibuprofeno es la "más rápida" para la COVID-19

Archivo - Paciente covid, coronavirus. UCI, Hospital.
Archivo - Paciente covid, coronavirus. UCI, Hospital. - TEMPURA/GETTY - Archivo

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Española Multidisciplinar del Dolor (SEMDOR) y jefe de Anestesia del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, el doctor Luis M. Torres, ha defendido que el ibuprofeno debería ser el "fármaco de elección" en los pacientes con un cuadro de infección por COVID-19. También ha afirmado que su vía inhalatoria, actualmente en estudio, se está observando que actúa "más rápido" y con menos efectos secundarios.

Pese que al inicio de la pandemia se publicaron noticias contradictorias, en las cuales incluso se desaconsejaba el uso del ibuprofeno en los casos de infección por SARS-CoV-2, y se preconizaba el uso de paracetamol, estudios posteriores han demostrado que el ibuprofeno es uno de los fármacos más inhibidores de las citoquinas proinflamatorias pulmonares que se desencadenan en la COVID-19, "por tanto, esto convierte al ibuprofeno en el fármaco de elección en los pacientes con COVID-19 y otras inflamaciones que afectan al sistema pulmonar".

Así lo afirma en una entrevista con Europa Press, el presidente de SEMDOR y también presidente de la Asociación Andaluza del Dolor y Asistencia Continuada, quien remarca igualmente que hoy en día se sabe que la infección por SARS-CoV-2, entre otros factores patológicos, provoca un gran efecto inflamatorio por la tormenta de citoquinas, y sobre todo a nivel pulmonar.

"Se ha descubierto que uno de los fármacos más eficaces es un antiinflamatorio potente (dexametasona) pero que este queda reservado a los pacientes en situación crítica. Sin embargo, la administración precoz del ibuprofeno para el tratamiento de la fiebre y del dolor, un fármaco sencillo, barato y de uso común, es muy eficaz en la primera fase de la enfermedad para evitar el desencadenamiento de la tormenta de citoquinas y, por tanto, de la inflamación pulmonar grave que conlleva a que el paciente necesite ser intubado y tratado en la UCI con una alta mortalidad", asegura.

Es más, indica que, de los conocimientos actuales, se sabe que el ibuprofeno puede ser "el fármaco de elección" cuando hay una inflamación importante de cualquier origen, aún más en el caso de los pacientes con COVID-19, y cree que debería serlo también para el tratamiento de la fiebre y de los dolores musculares. Destaca a su vez que es "un fármaco muy seguro" para este tipo de pacientes.

Y es que, según recuerda el presidente de SEMDOR, el ibuprofeno es uno de los agentes antiinflamatorios no esteroideos mejor conocidos para el tratamiento de la fiebre y del dolor en general: "Es un medicamento seguro que es utilizado habitualmente en la mayoría de los hospitales para el tratamiento del dolor agudo en Urgencias y para el tratamiento del dolor postoperatorio".

"PROMETEDORA" VÍA CONTRA LA COVID-19: EL IBUPROFENO POR VÍA INHALATORIA

Por otro lado, el doctor Torres hace referencia al efecto del ibuprofeno y su elevada seguridad y en concreto administrado por vía inhalatoria frente a la COVID-19, actualmente en fase de ensayo clínico avanzado y con unos resultados "prometedores" a la hora de estudiar cómo por esta vía se potencia su capacidad antibacteriana y antiinflamatoria, ya conocida cuando es administrado por vía oral o intravenosa. "Hay que tener en cuenta que la administración por vía inhalatoria conlleva una acción más rápida y específica en el lugar donde hay más inflamación", resalta el experto.

En concreto, detalla que actualmente se está haciendo un ensayo clínico en Argentina, ya en fase III, por parte de los doctores Oscar Salva, Pablo A. Doreski, Nestor Garcia y colaboradores, en el que han comprobado en los 383 pacientes con COVID-19 que forman parte del estudio, una reducción de la mortalidad del 50% al producirse una rápida mejoría de la oxigenación sin efectos adversos.

"En todos los pacientes con COVID-19 se ha comprobado que el tratamiento con ibuprofeno inhalado produce una respuesta muy positiva en el control de la inflamación pulmonar. Sabemos que la inflamación, la infección pulmonar, y la trombosis, son los problemas más importantes en los pacientes con esta enfermedad. Pues bien, sobre estos problemas actúa el ibuprofeno, y si se administra por vía inhalatoria se abre una vía muy prometedora en el tratamiento. Estamos a la espera de la finalización del ensayo clínico mencionado cuyos resultados estarán disponibles próximamente", aclara Torres.

En concreto, el jefe de Anestesia del Hospital Puerta del Mar de Cádiz indica que la administración por vía inhalatoria se consigue al producir tecnológicamente el ibuprofeno en una formulación farmacéutica que es disponible para su absorción por vía pulmonar. "El ibuprofeno se coloca dentro de un dispositivo parecido al que se usa actualmente para la administración de broncodilatadores para el asma y otras enfermedades.

Entre las principales ventajas de esta vía de administración, el doctor mantiene que es válida para cualquier paciente que tenga un proceso inflamatorio, ya que "la vía pulmonar proporciona una acción más rápida que la vía oral, incluso que la intravenosa".

ACTÚA SOBRE LA ZONA DE MAYOR INFLAMACIÓN

En el caso concreto de la inflamación pulmonar producida, por ejemplo, tras una infección como la COVID-19, o una inhalación tóxica, Torres señala que la administración de ibuprofeno inhalado hace que su potente actividad inflamatoria se centre sobre la zona de máxima de la inflamación, actuando por tanto de forma "más rápida y con menos efectos secundarios" que con otros fármacos.

A su vez, remarca que otro de los beneficios del suministro de fármacos por vía inhalatoria, aparte de la rapidez de la acción, reside en la ausencia de paso por vía hepática (que disminuye la cantidad de fármaco útil), y por la vía digestiva. "Algunos pacientes no pueden tomar fármacos por vía digestiva, por ejemplo pacientes con vómitos debido a la fiebre o pacientes postoperados o con dificultades para tragar. Todos estos inconvenientes se evitan con la vía inhalatoria", resuelve el presidente de la SEMDOR.

Por el momento, el uso del ibuprofeno inhalado está aún en fase de ensayo clínico, y solo puede ser utilizado dentro del marco de la investigación. "Cuando esté disponible se podrá emplear mediante la utilización del sistema de uso compasivo, que implica que un fármaco que aún no está aprobado en su ficha técnica, si se considera adecuado para un paciente concreto, y tras obtener una autorización para su uso, pueda ser utilizado sin problemas, algo que se concede habitualmente si las razones clínicas lo aconsejan", justifica el experto.

El doctor Torres aventura que, si los resultados del ensayo clínico acaban, como se está comprobando, "de manera positiva", el ibuprofeno por vía inhalatoria será un fármaco indicado para todos los procesos inflamatorios y dolorosos en cualquier parte del organismo, y muy especialmente en aquellos relacionados con la inflamación pulmonar causada por infecciones, traumatismos, inhalaciones tóxicas etc.

"No cabe duda de que, si los resultados tan prometedores que estamos viendo en el ensayo clínico acaban confirmándose, sería un fármaco altamente recomendable administrado por la vía inhalatoria en los servicios de urgencias, medicina interna, anestesia, cuidados críticos etc. para combatir el dolor y la inflamación, especialmente si está relacionado con problemas respiratorios", sentencia el presidente de la Sociedad Española Multidisciplinar del Dolor.