Publicado 07/06/2022 08:05

¿Podría el molnupiravir servir de tratamiento a enfermos de COVID-19 no hospitalizados?

Archivo - Molnupiravir, un medicamento antiviral oral en investigación de MSD y Ridgeback Biotherapeutics que reduce significativamente el riesgo de hospitalización o muerte en pacientes adultos de riesgo, no hospitalizados, con COVID-19 de leve a moderad
Archivo - Molnupiravir, un medicamento antiviral oral en investigación de MSD y Ridgeback Biotherapeutics que reduce significativamente el riesgo de hospitalización o muerte en pacientes adultos de riesgo, no hospitalizados, con COVID-19 de leve a moderad - MSD - Archivo

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

Molnupiravir es un profármaco antiviral oral con amplia actividad contra los coronavirus, incluido el SARS-CoV-2 y sus variantes preocupantes. Registrado como 'Lagevrio', ha sido desarrollado por MSD -conocido como Merck en Estados Unidos y Canadá- y Ridgeback Biotherapeutic.

Una nueva investigación ha encontrado beneficios clínicos adicionales del molnupiravir para los pacientes de COVID-19 no hospitalizados, que tuvieron una menor necesidad de intervenciones respiratorias y menos visitas de atención aguda relacionadas con infección, según publican sus investigadores en la revista 'Annals of Internal Medicine'.

Un análisis secundario del ensayo aleatorizado y controlado MOVe-OUT encontró beneficios clínicos adicionales de molnupiravir para los participantes no hospitalizados con COVID-19 de leve a moderada y con factores de riesgo de progresión a enfermedad grave.

Los participantes tratados con molnupiravir tuvieron una menor necesidad de intervenciones respiratorias y menos visitas de atención aguda relacionadas con la COVID-19 en comparación con los del grupo de placebo hasta el día 29.

El componente de fase 3 del ensayo clínico controlado y aleatorizado MOVe-OUT demostró la eficacia y la seguridad del antiviral oral molnupiravir para prevenir la hospitalización o la muerte en participantes de alto riesgo no hospitalizados con COVID-19 de leve a moderada hasta el día 29.

Los participantes que recibieron molnupiravir mostraron un tiempo más corto para la resolución de la mayoría de los signos y síntomas de la COVID-19, una mayor reducción de la carga viral media desde el inicio y la ausencia de problemas de seguridad en comparación con el placebo. En ese momento no se analizaron otros beneficios clínicos del molnupiravir.

Los investigadores llevaron a cabo un análisis secundario del ensayo MOVe-OUT para evaluar los posibles beneficios adicionales del molnupiravir para el tratamiento de la COVID-19 de leve a moderada en función de los marcadores clínicos y la necesidad de intervenciones respiratorias y servicios médicos.

Se evaluaron los cambios en la concentración de la proteína C reactiva de alta sensibilidad (PCR) y la Spo2, así como la necesidad de intervenciones respiratorias, visitas de atención médica aguda y visitas de atención médica aguda relacionadas con la COVID-19 en los participantes que recibieron molnupiravir o placebo.

Los investigadores descubrieron que los participantes que recibieron molnupiravir mostraron una normalización más rápida de la PCR y la Spo2, con mejoras observadas en el tercer día de tratamiento. Las intervenciones respiratorias, las visitas de atención aguda y las visitas de atención aguda relacionadas con la COVID-19 fueron menos frecuentes en los participantes tratados con molnupiravir frente a los tratados con placebo.

Los participantes hospitalizados que recibieron molnupiravir tuvieron una menor necesidad de intervenciones respiratorias y fueron dados de alta una media de 3 días antes que los que recibieron placebo. En conjunto, estos resultados sugieren que el molnupiravir puede tener beneficios para los pacientes y el sistema sanitario que van más allá de los beneficios ya presentados en el ensayo MOVe-OUT.

Contador

Más información