Actualizado 07/10/2014 6:34:32 +00:00 CET

La plataforma Alerni busca mejorar el cuidado de niños con alergia a la proteína de leche de vaca

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

Mead Johnson ha puesto en marcha la plataforma Alerni (www.alerni.es), un programa educativo dirigido a profesionales de la salud que ofrece recursos de calidad y una formación acreditada con el objetivo de mejorar el cuidado de los niños con alergia a la proteína de leche de vaca (APLV).

Este tipo de alergia alimentaria es la más común en niños en periodo de lactancia y menores de tres años, afectando a un tres por ciento de estos niños. Para curar esta alergia, se elimina la proteína de la leche de vaca (PLV) de la dieta, pero a diferencia de lo que ocurre con otras alergias alimentarias, los pacientes con esta alergia desarrollan la tolerancia oral de forma natural, aunque ésta debe ser desarrollada de un modo rápido para que no haya complicaciones futuras.

"Alerni prentende establecer estándares eficaces para el cuidado de niños con alergia a la PLV, reduciendo el tiempo que transcurre hasta el diagnóstico y los costes sanitarios asociados a través del intercambio de conocimiento y experiencias entre profesionales de atención primaria, especialistas y reconocidos investigadores", ha explicado la jefa del Servicio de Alergia e Inmunología Clínica del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona y Presidenta de la Sociedad Española de Inmunología clínica, Alergología y Asma pediátrica (SEICAP), la doctora Ana María Plaza.

Por su parte, el médico de la sección de gastroenterología y nutrición pediátrica del Hospital Universitario Central de Asturias, el doctor Juan José Díaz Martín, ha resaltado que "la eliminación de la PLV de la dieta limita de forma importante la vida del niño y de su familia, sobre todo si la alergia persiste por encima de los 4 años de vida", por lo que si el paciente tolera la leche cuanto antes "supone un gran beneficio para el propio paciente y para su familia", ha apuntado.

La doctora Plaza, ha afirmado que si la alergia a la leche de vaca persiste, la dieta de alimentos sólidos del bebé "se limita porque no pueden consumir productos lácteos elaborados a base de leche de vaca ni productos derivados que contengan esta proteína".

En este sentido, el doctor Díaz ha explicado que la adquisición temprana de tolerancia oral permite a los lactantes y niños "volver a una dieta normal más rápidamente, minimizando así el impacto sobre su vida".

Por último, la médica del Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Valencia (IATA-CSIC), la doctora María Carmen Collado, ha afirmado que se ha demostrado recientemente que "casi el 60 por ciento de los bebés alimentados con fórmulas extensamente hidrolizadas de caseína con el probiótico LGG adquirió la tolerancia en un plazo de seis meses desde el comienzo de la toma, mientras que el 79 por ciento lo logró en doce meses comparado con las otras fórmulas".

Para leer más