Publicado 01/06/2020 12:33CET

'Opdivo' y 'Yervoy' (BMY), con 2 ciclos de quimioterapia, mejora la supervivencia en cáncer de pulmón

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

Nivolumab, registrado por Bristol Myers Squibb (BMY) con el nombre de 'Opdivo', más ipilimumab, registrado con el nombre de 'Yervoy', administrados de forma concomitante con dos ciclos de quimioterapia, mejora la supervivencia global frente a quimioterapia como tratamiento de primera línea del cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) metastásico, según los resultados del ensayo de fase 3 'CheckMate-9LA', presentados en el Congreso Anual de la Sociedad Americana de Oncología (ASCO, por sus siglas en inglés).

El ensayo cumplió sus criterios de valoración tanto primario como secundario, demostrando una supervivencia global (SG), supervivencia libre de progresión (SLP) y tasa de respuestas globales (TRG) superiores con la combinación de inmunoterapia dual en combinación con 2 ciclos de quimioterapia frente a la quimioterapia.

En un análisis intermedio preespecificado del criterio de valoración principal de la SG, nivolumab más ipilimumab combinados con dos ciclos de quimioterapia redujeron el riesgo de muerte en un 31 por ciento en comparación con la quimioterapia con un seguimiento mínimo de 8,1 meses. Además, con un seguimiento más largo, la combinación siguió mostrando mejoras de la SG respecto a la quimioterapia.

El beneficio clínico se observó en todas las medidas de eficacia en subgrupos de población clave, incluidos los establecidos por expresión de PD-L1 e histología tumoral (escamoso o no escamoso). El perfil de seguridad de nivolumab (360 mg cada tres semanas) más ipilimumab (1 mg/kg cada seis semanas) y dos ciclos de quimioterapia reflejó los perfiles de seguridad conocidos de la inmunoterapia y quimioterapia del CPNM en primera línea.

"Se ha demostrado que la combinación de nivolumab más ipilimumab aumenta la supervivencia en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico en primera línea y añadir dos ciclos de quimioterapia podría ayudar a mitigar el riesgo de progresión precoz de la enfermedad", ha comentado el investigador del ensayo 'CheckMate-9LA', en la 'Lung Clinic Grosshansdorf', el centro alemán de investigación pulmonar, Martin Reck.

Con estos resultados, prosigue, ahora se tiene pruebas de que la inmunoterapia dual, cuando se administra de forma concomitante con dos ciclos de quimioterapia, aporta un beneficio en supervivencia en este contexto. "Un beneficio que se observó precozmente y se mantuvo con un año de seguimiento en subgrupos clave de pacientes. A medida que los datos se hacen más maduros, veo el potencial de mejorar el beneficio en supervivencia a lo largo del tiempo", ha añadido el experto.

Con un seguimiento mínimo de 12,7 meses, nivolumab más ipilimumab con dos ciclos de quimioterapia mejoró la SG independientemente de los niveles de expresión de PD-L1, reduciendo el riesgo de muerte en un 38 por ciento en pacientes con PD-L1 menor al uno por ciento y en el 36 por ciento en pacientes con PD-L1 igual al uno por ciento.

Además, la inmunoterapia dual en combinación con dos ciclos de quimioterapia demostró una tasa de SLP a un año del 33 por ciento frente al 18 por ciento con quimioterapia y una TRG del 38 por ciento en comparación con el 25 por ciento con quimioterapia.

"Entendiendo que cada paciente que se enfrenta a un diagnóstico de cáncer de pulmón no microcítico metastásico es único, hemos abordado nuestro programa de desarrollo con el objetivo de aportar varias soluciones potencialmente duraderas para el número significativo de pacientes en primera línea que todavía necesitan nuevas opciones", ha señalado el vicepresidente de desarrollo clínico en oncología de Bristol Myers Squibb, Nick Botwood.

A su juicio, los datos actualizados de supervivencia global a un año del ensayo 'CheckMate-9LA', junto con los resultados a tres años de nuestro ensayo 'CheckMate-227', refuerzan "aún más" el valor clínico de las combinaciones basadas en nivolumab más ipilimumab, las primeras opciones de inmunoterapia dual que ha habido para el tratamiento del cáncer de pulmón no microcítico en primera línea.

Nivolumab más ipilimumab es una combinación única de dos inhibidores del punto de control inmunitario que tiene un mecanismo de acción potencialmente sinérgico, dirigiéndose a dos puntos de control diferentes (PD-1 y CTLA-4) para ayudar a destruir las células tumorales: ipilimumab ayuda a activar y hacer que proliferen los linfocitos T, mientras que nivolumab ayuda a los linfocitos T existentes a descubrir el tumor.

Algunos de los linfocitos T estimulados por ipilimumab pueden convertirse en linfocitos T de memoria, lo que puede permitir una respuesta inmunitaria a largo plazo. La adición de dos ciclos de quimioterapia a nivolumab más ipilimumab podría ayudar a los pacientes a alcanzar control precoz de la enfermedad.