Publicado 22/09/2020 17:01CET

'Opdivo' más 'Yervoy' aporta beneficios en con carcinoma de células renales avanzado o metastásico no tratado

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Bristol Myers Squibb ha anunciado que más de la mitad de los pacientes con carcinoma de células renales (CCR) avanzado tratados con la combinación de nivolumab más ipilimumab estaban vivos después de cuatro años en la población total del ensayo clínico de fase 3 'CheckMate-214'.

Con el seguimiento más largo de una combinación basada en inmunoterapia en el CCR avanzado no tratado previamente, nivolumab más ipilimumab seguían mostrando una supervivencia global (SG) a largo plazo y respuestas duraderas superiores en comparación con sunitinib.

Estos beneficios mantenidos se observaron en toda la población principal de pacientes, en aquellos que tenían factores de riesgo intermedio y alto y en la población de pacientes según intención de tratar (IDT, esto es, todos los aleatorizados).

En los pacientes de riesgo intermedio y alto, nivolumab más ipilimumab mantuvieron mejorías en la SG y tasa de respuestas globales (TRG), dos de los objetivos co-primarios del ensayo, así como objetivos exploratorios como la respuesta completa (RC) y la mediana de duración de la respuesta (mDdR).

En concreto, la mediana de SG fue de 48,1 meses en pacientes de riesgo intermedio y alto tratados con nivolumab más ipilimumab frente a 26,6 meses con sunitinib. Asimismo, la combinación de doble inmunoterapia demostró una tasa de SG a los cuatro años del 50 por ciento, en comparación con el 35,8 por ciento con sunitinib.

Asimismo, nivolumab más ipilimumab siguieron mostrando una TRG numéricamente mayor, con más respuestas mantenidas en comparación con sunitinib. De forma consistente con el análisis de 42 meses, el 10 por ciento de los pacientes tratados con nivolumab más ipilimumab alcanzó una RC, en comparación con el uno por ciento de los pacientes tratados con sunitinib. Con nivolumab más ipilimumab, no se alcanzó la mDdR, mientras que fue de 19,7 meses con sunitinib.

"Nivolumab más ipilimumab ha sido la primera combinación de inmunoterapia en demostrar una ventaja en supervivencia global respecto a sunitinib en pacientes de riesgo intermedio y alto con carcinoma de células renales avanzado. Ahora, después de cuatro años, la eficacia duradera observada en el ensayo 'CheckMate-214' representa un progreso importante hacia el objetivo de cambiar las expectativas de supervivencia para estos pacientes", ha dicho la investigadora del ensayo 'CheckMate-214' y la jefa de la Unidad de Tumores Genitourinarios Genitourinaria del Instituto Gustave Roussy, Laurence Albiges.

Asimismo, un análisis de la población de pacientes de IDT con 48 meses de seguimiento, puso de manifiesto que no se alcanzó la mediana de SG en todos los pacientes aleatorizados en el grupo de nivolumab más ipilimumab, mientras que fue de 38,4 meses en el grupo de sunitinib. Las tasas de SG a los cuatro años fueron del 53,4% y el 43,3%, respectivamente.

Además, nivolumab más ipilimumab siguió mostrando una TRG numéricamente mayor y con más respuestas mantenidas en comparación con sunitinib (65% frente a 52%); como se notificó previamente, el 11 por ciento de los pacientes que recibieron nivolumab más ipilimumab alcanzaron una RC, en comparación con el 3 por ciento con sunitinib. En pacientes tratados con nivolumab más ipilimumab, no se alcanzó la mDdR, mientras que esta fue de 23,7 meses con sunitinib.

El perfil de seguridad de nivolumab más ipilimumab fue manejable usando algoritmos de tratamiento establecidos y no surgieron nuevas señales de seguridad con el seguimiento ampliado. Estos datos se publicaron la página web del Congreso Virtual 2020 de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) el 17 de septiembre de 2020.

"Los resultados a cuatro años del ensayo 'CheckMate -214' se apoyan en nuestros conocimientos y liderazgo a la hora de abordar el CCR avanzado, reforzando el potencial de la duración y de la supervivencia a largo plazo con nivolumab más ipilimumab en el contexto de primera línea. En conjunto, estos datos aportan más pruebas del valor de la doble inhibición complementaria de los puntos de control en el tratamiento de cánceres avanzados", ha zanjado el vicepresidente y director interino del Departamento de Oncología de Bristol Myers Squibb, Nick Botwood.