Publicado 25/09/2020 16:52CET

Olaparib junto a doxorrubicina liposomal pegilada es eficaz en cáncer de ovario avanzado resistente a platino

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Olaparib, un inhibidor de la polimerización de la poliadenosina 5'difosforibosa [poli (ribosa ADP)] (iPARP), en combinación con doxorrubicina liposomal pegilada (PLD), quimioterapia que daña el ADN, es eficaz en cáncer de ovario avanzado resistente a platino, según los resultados del estudio 'ROLANDO', un clínico fase II de un solo brazo, abierto, no aleatorio y multicéntrico promovido por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (GEICO), y que ha sido presentado por el Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA, del Hospital Clínico de Valencia, en el congreso virtual de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO).

Se partía de la hipótesis de que la combinación de ambos mecanismos de acción podría ser sinérgica y lograr una mayor eficacia en el tratamiento del cáncer de ovario resistente al platino. Este estudio ha contado con la financiación de AstraZeneca Farmacéutica Spain.

Entre enero de 2018 y julio de 2020, 31 pacientes con cáncer de ovario seroso o endometrioide de alto grado que hubiesen recibido al menos una línea previa basada en el platino y con una recaída resistente, sin importar el estado de la mutación en el gen BRCA, recibieron al menos 1 ciclo de tratamiento.

Después de un seguimiento medio de 10,18 meses la supervivencia libre de progresión a seis meses (6-PFS) fue del 46,59 por ciento, con una mediana de PFS de 5,82 meses, una supervivencia global (OS) a los 6 meses del 86,67 por ciento y mediana de OS de 14,48 meses.

"El estudio sugiere que la combinación de Olaparib más PLD es activa y tolerable en un contexto, el de la platinoresistencia, y en una población mayoritariamente no mutada para BRCA, en el que los inhibidores de PARP no habían mostrado una gran eficacia. Este estudio supone un éxito de la colaboración entre centros españoles y ha sido posible gracias a la inestimable labor del Grupo Español de Investigación del Cancer de Ovario (GEICO)", ha dicho el investigador principal del ensayo, el doctor Pérez-Fidalgo.

Asimismo, el presidente de GEICO, Antonio González-Martín, ha destacado que el estudio ha cumplido con las expectativas depositadas mostrando unos resultados "prometedores" teniendo en cuenta la complejidad del tratamiento de este tipo de pacientes.

La inhibición de la PARP es una estrategia de gran impacto en el abordaje de los tumores con deficiencias en los mecanismos de reparación del ADN. En estos tipos de tumores, los iPARP como el olaparib pueden ofrecer un tratamiento del cáncer potencialmente eficaz y menos tóxico en comparación con los regímenes de quimioterapia actualmente disponibles.

Los tumores defectuosos en BRCA1 y BRCA2 son intrínsecamente sensibles a los inhibidores PARP. Sin embargo, el beneficio de Olaparib en pacientes con cáncer de ovario resistente al platino en tumores sin mutación en BRCA es escaso. La combinación de un iPARP y de un agente único de quimioterapia podría ser potencialmente atractivo, ya que el control de enfermedades en este contexto es de suma importancia.

Contador

Para leer más