Publicado 24/10/2019 17:50CET

El número de pacientes con sepsis se ha "duplicado" en los últimos 10 años

Patient on hospital bed
Patient on hospital bed - DRPNNCPP - Archivo

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La doctora Beatriz Catalán, de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), ha advertido de que la incidencia de la sepsis se ha "duplicado" en los últimos diez años.

La experta apunta que es la primera causa de ingreso en UCI. "El porcentaje de pacientes que ingresan en la UCI con sepsis o shock séptico es en torno al 25 por ciento. El problema es de tal magnitud que la mortalidad en estas unidades alcanza el 36 por ciento de los pacientes con sepsis, con la repercusión económica que ello conlleva", ha destacado la experta a partir de datos de este hospital correspondientes al año 2018.

Por ello, ha reivindicado que "es vital" la detección precoz de esta afección, para la rápida instauración de la terapia antibiótica, dado que, "si se inicia el tratamiento en la primera hora, la supervivencia es del 80 por ciento, disminuyendo a menos del 50 por ciento si se inicia tras 4 horas", ha argumentado durante su participación en la sesión 'Unidos en la lucha contra la sepsis', organizada por Beckman Coulter durante el XIII Congreso del Laboratorio Clínico, que se está celebrandp en Sevilla.

Este mensaje sobre la importancia del diagnóstico precoz también ha sido trasladado por el coordinador del Grupo de Infecciones de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (INFURG-SEMES), Juan González del Castillo, que ha explicado la dificultad de identificar la sepsis.

"Se trata de un síndrome heterogéneo, en el que su presentación clínica puede ser muy variable en función, entre otros, de la virulencia del microorganismo, la situación inmunológica del enfermo, su comorbilidad o incluso el momento evolutivo de la infección. Es difícil distinguir a las personas con sepsis, que están gravemente enfermas debido a una infección, de aquellas que están graves a consecuencia de algo distinto, como por ejemplo una pancreatitis o una embolia. Esta heterogeneidad en la presentación clínica hace que el diagnóstico del paciente con sepsis sea un auténtico reto en Urgencias", ha detallado.

En este sentido, González del Castillo considera que los biomarcadores se presentan como una herramienta eficaz para agilizar el diagnóstico de la sepsis y, por tanto, permitir la instauración temprana del tratamiento específico y, con ella, la disminución de la mortalidad. "Los biomarcadores de respuesta inflamatoria, asociados al juicio clínico del médico asistencial, mejoran la capacidad de este para establecer el diagnóstico de infección, estratificar el riesgo de mala evolución y tomar las decisiones terapéuticas iniciales", ha subrayado.