Publicado 21/10/2021 17:46CET

Un nuevo régimen de tratamiento, oral y de 6 meses de duración, es más eficaz para tratar la tuberculosis resistente

Archivo - Consula de salud.
Archivo - Consula de salud. - MSF - Archivo

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo régimen de tratamiento, totalmente oral y de seis meses de duración, es más seguro y eficaz para tratar la tuberculosis resistente a la rifampicina (TB-RR) que el tratamiento estándar que está aceptado de forma general, según un estudio dirigido por Médicos Sin Fronteras (MSF), que marcan el comienzo de un nuevo capítulo para las personas con tuberculosis resistente a los medicamentos (TB-DR), que en la actualidad todavía se enfrentan a regímenes de tratamiento demasiado prolongados.

El ensayo clínico de fase II / III pone de manifiesto que el nuevo régimen de tratamiento, más corto, resulta muy eficaz contra la TB-RR. El 89% de los pacientes del grupo de estudio al que se administró el nuevo régimen se curaron, porcentaje que se reduce al 52% en el grupo de control con el tratamiento estándar.

"Cuando nos embarcamos en este viaje hace nueve años, las personas con TB-DR en todo el mundo se enfrentaban a un tratamiento prolongado, ineficaz y agotador, que dejaba sus vidas en suspenso durante años", afirma Bern-Thomas Nyang'wa, director médico de MSF e investigador jefe del ensayo, para quien estos resultados darán esperanza para el futuro del tratamiento de la TB-DR a los pacientes, sus familias y el personal sanitario de todo el mundo.

TB-PRACTECAL es el primer ensayo clínico controlado, aleatorizado y realizado en varios países que informa sobre la eficacia y seguridad de un régimen totalmente oral de seis meses para la TB-RR. En el ensayo se probó un régimen de seis meses de bedaquilina, pretomanida, linezolid y moxifloxacina (BPaLM), para compararlo con el régimen estándar de tratamiento de cada país donde se hizo el ensayo.

Para el ensayo se reclutó a 552 pacientes en total, de los cuales 301 se incluyeron en esta fase del ensayo. El ensayo se realizó en siete lugares de Bielorrusia, Sudáfrica y Uzbekistán. Desgraciadamente, durante el ensayo cuatro pacientes del grupo de control murieron de tuberculosis o por los efectos secundarios del tratamiento estándar.

El estándar de atención actual puede tardar hasta 20 meses en completarse, e incluye inyecciones dolorosas y la toma de hasta 20 píldoras diarias que pueden causar efectos secundarios graves. Estos extenuantes regímenes de tratamiento solo curan a una de cada dos personas y pueden tener un efecto catastrófico en su salud física y mental, así como en sus relaciones sociales y en la economía familiar.

Entre las personas tratadas con el nuevo régimen afortunadamente no hubo que lamentar muertes. Además, los resultados de los ensayos mostraron que los nuevos fármacos produjeron, de forma significativa, menos efectos secundarios importantes: el 80% de los pacientes en el grupo de estudio los evitaron, un porcentaje que se reduce al 40% en el grupo de control con el tratamiento estándar.

"Ha sido un honor servir a nuestras comunidades con esta investigación. Para los participantes ha sido más fácil adherirse al tratamiento y completarlo, ya que es mucho más corto y permite tener que tomar muchas menos pastillas que con el tratamiento habitual", afirma Nosipho Ngubane, investigadora principal del Hospital King DinuZulu, en Sudáfrica, uno de los siete emplazamientos donde se realizó la prueba de TB-PRACTECAL.

Para leer más