Publicado 18/01/2021 13:36CET

Un nuevo estudio del CiMUS sobre pacientes obesos abre la puerta al desarrollo de nuevos antitrombóticos

El grupo Proteómica de Plaquetas del CiMUS-IDIS
El grupo Proteómica de Plaquetas del CiMUS-IDIS - CIMUS - Archivo

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio del Centro Singular de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas (CiMUS) de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) ha descubierto alteraciones de la actividad plaquetaria en pacientes obesos, lo que podría facilitar la identificación de biomarcadores de riesgo trombótico y abrir la vía al desarrollo de nuevos fármacos antitrombóticos.

La aterotrombosis es el fenómeno patológico por el cual se forma un trombo sobre una lesión arteriosclerótica preexistente y desempeña un papel capital en el desarrollo y evolución de trastornos cardiovasculares que cursan con isquemia y que afecta a la circulación cerebral, coronaria o arterial periférica.

"Si tenemos en cuenta que la obesidad se asocia con un estado proinflamatorio y protrombótico que apoya el incremento de las grasas en las arterias, nos encontramos con una situación de riesgo extremo que desencadena múltiples comorbilidades", expone el investigador principal del CiMUS y autor del estudio, Ángel García Alonso.

El trabajo, que acaba de publicarse en la revista 'Arterioesclerosis, Thrombosis and Vascular Biology' (ATVB), realiza un análisis de la fosforilación de las proteínas de plaquetas en obesidad severa, que deja al descubierto alteraciones de la reactividad plaquetaria y de las vías de señalización. La fosforilación es uno de los principales mecanismos de regulación de la actividad de las proteínas en general y de las enzimas en particular.

Así, el objetivo de este estudio fue obtener información sobre los eventos de fosforilación relacionados con la reactividad plaquetaria en la obesidad e identificar biomarcadores plaquetarios y vías de activación alteradas en esta afección clínica.

Para ello, los investigadores efectuaron un análisis fosfoproteómico comparativo de las plaquetas en reposo de pacientes obesos y sus controles delgados pareados por edad y sexo. Así, los datos fosfoproteómicos se validaron mediante ensayos mecánicos, funcionales y bioquímicos, identificando 220 fosfopéptidos regulados diferencialmente, de al menos 175 proteínas.

El estudio incide en el hecho de que todos ellos estaban regulados positivamente en la obesidad. De hecho, también las investigaciones han revelado que las plaquetas obesas mostraban más adhesión a las placas recubiertas de colágeno.

Así las cosas, los investigadores concluyen que los resultados proporcionan información novedosa sobre los cambios de la fosforilación plaquetaria relacionados con la obesidad, revelando el impacto de esta patología crónica en la reactividad plaquetaria y apuntando hacia las principales vías de señalización desreguladas.

BÚSQUEDA DE FÁRMACOS ANTITROMBÓTICOS

En concreto, el estudio ha sido desarrollado por el grupo Proteómica de Plaquetas del CiMUS-IDIS, liderado por Ángel García Alonso, en colaboración con el de Obesidómica del IDIS-CIBEROBN, dirigido por María Pardo, y el Servicio de Endocrinología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS).

El estudio viene a continuar el trabajo realizado por el grupo Proteómica de Plaquetas del CiMUS, en colaboración con los servicios de endocrinología y cardiología del CHUS, y que ha permitido proponer al receptor de colágeno en plaquetas, Glicoproteína VI (GPVI), como diana terapéutica de interés para el desarrollo de nuevos antitrombóticos.

El desarrollo de fármacos inhibidores de GPVI es un objetivo principal del grupo de investigación, que está llevando a cabo en colaboración con el grupo BioFarma (USC-IDIS), y para el que cuenta con apoyo del Ministerio de Ciencia e Innovación y la empresa Bayer.