Publicado 03/06/2020 16:46:43 +02:00CET

Una nueva píldora podría prevenir la anafilaxis en personas con alergias a alimentos y fármacos

Medicina, pastilla, píldora.
Medicina, pastilla, píldora. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / THOMAS SOLLNER

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo estudio de la Northwestern Medicine (Estados Unidos) ha mostrado que podría haber una píldora que se puede tomar de forma proactiva para prevenir la anafilaxis leve o que ponga en peligro la vida, sin importar la causa.

La anafilaxia es una reacción alérgica sistémica severa, potencialmente mortal, que puede ocurrir en segundos o minutos después de la exposición a un alérgeno. Ocurre en aproximadamente uno de cada 50 estadounidenses, aunque muchos creen que el índice es mayor (más cercano a uno de cada 20), según la Fundación de Asma y Alergia de América. Si la presión arterial de una persona cae tan bajo durante la anafilaxia o sus vías respiratorias se cierran lo suficiente como para que no pueda llevar suficiente oxígeno a sus órganos, entra en shock anafiláctico.

Los medicamentos utilizados en el estudio se conocen como inhibidores de la BTK. BTK significa una enzima llamada tirosina quinasa de Bruton, que se encuentra dentro de las células, incluyendo los mastocitos. La razón por la que los inhibidores de la BTK trabajan para bloquear las reacciones alérgicas es que al inhibir o bloquear la enzima BTK, los mastocitos no pueden ser desencadenados por los alérgenos y el anticuerpo alérgico para liberar histamina y otros mediadores alérgicos.

El estudio utilizó tres inhibidores de la BTK diferentes, que bloquearon las reacciones alérgicas cuando se probaron en mastocitos humanos en un tubo de ensayo. Además, el estudio utilizó un medicamento oral aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), que redujo o previno con éxito las reacciones alérgicas, incluidas las reacciones anafilácticas graves y potencialmente mortales, en un nuevo modelo "humanizado" de anafilaxia en ratones. Los órganos del ratón contenían células humanas trasplantadas que, a lo largo de varios meses, maduraron hasta convertirse en mastocitos humanos, las células primarias que reaccionan durante las reacciones alérgicas.

"Este sería el primer tratamiento conocido para prevenir la anafilaxia, aparte de evitar el alérgeno. Los hallazgos podrían allanar el camino para que en el futuro se realicen ensayos clínicos en humanos de estos medicamentos orales que se utilizarán como tratamiento preventivo para evitar reacciones alérgicas graves", explica Bruce Bochner, autor principal del trabajo, que se ha publicado en la revista científica 'Journal of Clinical Investigation'.

Para leer más