Una nueva clase de medicamentos es capaz de detener el cáncer de ovario

Dirigirse a células similares a las células madre podría prevenir la recurrencia
FLICKR/ED UTHMAN - Archivo
Publicado 19/03/2019 16:30:39CET

   MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los inhibidores PARG, una nueva clase de medicamentos, son capaces de detener el crecimiento de las células del cáncer de ovario al atacar su capacidad de copiar el ADN tumoral, según ha mostrado un equipo de investigadores de la Universidad de Manchester (Reino Unido) en un estudio publicado en la revista 'Cancer Cell'.

   El primer inhibidor de la PARG, denominado PDD00017273, fue descubierto en la Unidad de Descubrimiento de Drogas del Instituto de Investigación del Cáncer del Reino Unido en Manchester, de la Universidad de Manchester, como parte de un programa específico para descubrir inhibidores de la PARG para la clínica.

   Este programa está avanzando actualmente a través de una colaboración con IDEAYA Biosciences, una compañía de biotecnología centrada en Oncología y que está enfocada al descubrimiento de medicamentos innovadores de letalidad sintética y terapias de inmunooncología.

   A través de un esfuerzo de colaboración en la Universidad de Manchester, incluido el Instituto de Investigación de Cáncer del Reino Unido en Manchester y The Christie, los científicos pudieron detectar células de cáncer de ovario cuando buscaban de genes específicos que, al eliminarse, producirían sensibilidad al inhibidor de PARG. A través de su trabajo, el equipo identificó los genes clave que hicieron que las células cancerosas sensibles al PDD00017273 fueran aquellas involucradas en la replicación del ADN.

   "Antes de que una célula se divida debe replicar su ADN. Este proceso crítico garantiza que la cantidad necesaria de ADN se transmita a sus células hijas. Nuestra investigación ha demostrado que un defecto inherente en la capacidad de una célula de cáncer de ovario para replicarse su ADN puede ser explotado por el inhibidor de PARG para matar la célula cancerosa", han dicho los expertos.

   Esta nueva clase de medicamentos, prosiguen, es potencialmente "muy emocionante" y podría indicar una nueva forma de ayudar a los pacientes diagnosticados con cáncer de ovario en los que su tumor no ha respondido al tratamiento estándar.

   De hecho, el equipo de investigación ha demostrado que el inhibidor de PARG también se puede usar en combinación con otros medicamentos clínicamente accesibles, como los inhibidores de CHK1 y WEE1, para matar las células de cáncer de ovario que se tomaron directamente de las muestras de los pacientes tratados en The Christie.

   "Esperamos que este trabajo proporcione un mayor impulso para el desarrollo de un inhibidor de PARG que se use en ensayos clínicos, y también biomarcadores que puedan usarse para seleccionar a los pacientes más apropiados para recibir dichos tratamientos en el hospital", han zanjado los investigadores.

Para leer más