Novartis destaca el papel de la industria farmacéutica como "clave" en el cambio del abordaje del cáncer

Publicado 25/09/2018 11:02:55CET

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Novartis ha destacado, con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Investigación en Cáncer, el papel de la industria farmacéutica como "agente clave" en el cambio en el abordaje de la enfermedad.

Según ha indicado en un comunicado, la transformación se ha caracterizado por "el aumento de la supervivencia, la detención de la progresión y la mejora de la calidad de vida de los pacientes".

Los datos de la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer muestran que la enfermedad es la segunda causa de mortalidad en Europa, y la primera entre los menores de 65 años.

Anualmente se diagnostican 200.000 personas y la patología constituye un problema sanitario de primer orden en España. Se prevé que para el año 2030 se diagnosticará un nuevo caso cada 1,8 minutos y un fallecimiento por esta causa cada 3,8 minutos.

Frente al aumento de la incidencia de la enfermedad, la mortalidad por cáncer se ha reducido en un 18 por ciento globalmente desde 1990, gracias a los avances en investigación y el acceso a tratamientos.

En este sentido, la compañía también ha subrayado su "apuesta por las estrategias científicas de vanguardia", y lo ha ejemplificado con las terapias dirigidas y la inmunoterapia en el tratamiento de enfermedades como la leucemia, el cáncer de mama, la mielofibrosis o el melanoma.

En cuanto a la leucemia, Novartis ha estudiado las mutaciones genéticas implicadas en el desarrollo de la mieloide aguda, y ha identificado nuevas vías de señalización. Tiene el único tratamiento para tres tipos de mastocitis sistémica, y ha contribuido a la transformación del pronóstico de de la mieloide crónica, lo que ha favorecido la cronificación de este cáncer hematológico y ha logrado remisiones libres de tratamiento prolongadas en los pacientes.

ONCO-HEMATOLOGÍA Y CÁNCER DE MAMA

Otro avance en el ámbito de la onco-hematología es el de la terapia dirigida de células T del receptor antígeno quimérico o CAR-T de la compañía, que ha sido recientemente autorizada en Europa para el tratamiento de pacientes pediátricos con leucemia linfoblástica aguda y de adultos con linfoma difuso de células B grandes.

"Esta terapia de administración única creada individualmente para cada paciente permite reprogramar las células inmunitarias para que se unan y destruyan las células cancerígenas", ha explicado la directora médica de Novartis Oncology, la doctora Eva López.

En referencia al cáncer de mama HR+, que es la más común, actualmente se encuentra en desarrollo e implantación en la práctica clínica de la estrategia científica basada en la inhibición de las CDK4/6. En pacientes con cáncer de mama metastásico, ayuda a retardar la progresión de la enfermedad.

Por otra parte, también ha cumplido "su objetivo primario de investigación en una de las líneas más prometedoras en cáncer de mama": la inhibición de la vía PI3K, la vía con mutaciones más comúnmente asociada a la progresión del tumor en cáncer de mama HR+ avanzado.

Por último, ha reafirmado el potencial de la primera combinación de inhibidores de BRAF/MEK dabrafenib + trametinib, que, tras incorporarse hace dos años al arsenal terapéutico para el tratamiento del melanoma metastásico, en 2017, recibía la aprobación para cáncer de pulmón no microcítico metastásico y, recientemente, ha sido aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) como tratamiento adyuvante en pacientes adultos con melanoma estadio III con mutación en BRAF V600E.

La compañía también ha apuntado que, en 2017, su división de Oncología ha promovido 178 ensayos clínicos, con la participación de 100 centros colaboradores y más de 750 pacientes en España, "donde la compañía desempeña un papel fundamental en la investigación clínica, especialmente en las fases tempranas".

España se posiciona como uno de los países dentro de laorganización mundial con mayor volumen de ensayos activos y el país europeo que ha contribuido con un mayor número de pacientes a los programas clínicos en 2018.

El modelo de trabajo "centrado en modelos de colaboración con organizaciones, centros de investigación, universidades e instituciones, que nos permite compartir el conocimiento y sumar los esfuerzos necesarios para avanzar conjuntamente hacia una nueva era un el abordaje del cáncer basada en la medicina molecular y personalizada", ha resumido la doctora López.