Publicado 05/07/2022 10:11

Las notificaciones de efectos no deseados de cosméticos se reducen un 8% en 2021

Archivo - Cosméticos
Archivo - Cosméticos - OAMI - Archivo

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las notificaciones de efectos no deseados de cosméticos se han reducido casi un 8 por ciento durante 2021, según el 'Informe de Cosmetovigilancia 2021', publicado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad.

Así, durante el año pasado, se investigaron 59 notificaciones, de las que más del 60 por ciento no revestían gravedad y, de ellas, el 37 por ciento correspondieron a productos cosméticos de cuidado personal (productos cosméticos destinados a mantener la piel en buen estado, así como a decolorar el vello y al afeitado), el 15 por ciento a productos de cuidado del cabello, el 12 por ciento a productos solares y el 9 por ciento a maquillajes.

Los efectos no deseados que más se repitieron fueron la dermatitis inespecífica, con el 32 por ciento de las notificaciones, la dermatitis alérgica (29%), los síntomas oculares (14%) y la dermatitis irritativa (8%). Las notificaciones consideradas graves se produjeron en mayor porcentaje con los productos cosméticos de cuidado personal (en el 17% de los casos).

Respecto a la sintomatología, la dermatitis alérgica, con el 23 por ciento de los casos, fue la reacción adversa grave más recurrente. En el 91 por ciento de los 23 casos graves notificados, el criterio de gravedad establecido fue el de incapacidad funcional temporal o permanente.

Las 59 notificaciones recibidas correspondían a 64 productos, ya que un mismo cosmético puede estar relacionado con más de una notificación y la persona afectada puede utilizar más de un producto. La AEMPS, tras realizar una investigación de todos los casos, determinó que ninguno de estos cosméticos suponía un riesgo para la salud de la población general, sino que en todos los casos los efectos no deseados se debían a reacciones particulares relacionadas con la idiosincrasia de cada consumidor. Además, tras la evaluación global de los casos, no detectó ninguna tendencia que indicara un riesgo emergente, por lo que no fue necesario tomar ninguna medida.