PSOE propone en moción, como alternativa al copago, desarrollo de una subasta para compra de medicamentos

Actualizado 27/03/2012 15:36:06 CET
EUROPA PRESS

MURCIA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La responsable de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, Teresa Rosique, ha presentado una moción en la Asamblea Regional en la que reclama que "no se aplique el copago sanitario en la Comunidad".

En este sentido, Rosique propone también que "se apliquen todas las medidas necesarias de reducción del gasto que no afecten a la calidad de los servicios sanitarios, como la inmediata puesta en marcha de la subasta para la compra de medicamentos".

Al respecto, ha denunciado públicamente que el Partido Popular "ha puesto en marcha una estrategia encaminada a crear un estado de opinión resignado ante un previsible copago sanitario".

Según la diputada socialista, "la postura del PP en Cataluña, absteniéndose en la aprobación de la propuesta de CIU respecto a la implantación del pago de un euro por receta; las declaraciones del presidente gallego, Núñez Feijó, sobre el pago de los medicamentos en función de la renta; o las de la consejera de Sanidad, Mª Ángeles Palacios, planteando la necesidad de subir el precio de los medicamentos en la Comunidad Autónoma, son ejemplo de ello".

Tras lo que ha destacado que Murcia "tiene el dudoso honor de contar con el primer presidente que planteó públicamente la necesidad de que los ciudadanos tuviéramos que asumir parte del gasto en sanidad y educación, como si no lo estuviéramos haciendo ya vía impuestos".

Para Rosique, el Partido Popular "está jugando a tirar la piedra y esconder la mano, ya que el presidente Rajoy dice que personalmente no le gusta el copago sanitario, mientras el Gobierno regional dice ahora que no es favorable y que no desea que se aplique, porque no lo tiene en su agenda, pero si el Consejo Interterritorial de Salud lo aprueba, lo aplicará".

MEDIDA "DOBLEMENTE INJUSTA"

El Grupo Parlamentario Socialista rechaza la aplicación del copago sanitario por ser una medida "doblemente injusta". Por un lado, explica, "hace que paguemos dos veces por la prestación de servicios y, por otro, porque supone una imposición económica que se aplica directamente sobre los enfermos que son los que necesitan de esas prestaciones".

Rosique advierte, asimismo, que "el copago acaba con una conquista histórica, la gratuidad y equidad del sistema público de salud", tras lo que ha resaltado que en la Comunidad "existen suficientes y fundadas razones para rechazar este copago".

La parlamentaria ha indicado que el Gobierno regional "ha iniciado muy tarde la puesta en marcha de medidas de ahorro, como la aplicación del principio activo en los medicamentos o la central de compras".

En esta línea, ha hecho referencia "al agujero en sanidad y la deuda con proveedores, que estaban disparados desde 2009, y han dado lugar a que el déficit sanitario supere los 1.100 millones de euros y la deuda con proveedores esté en 1.000 millones".

Por otro lado, está el contexto socioeconómico de la Comunidad Autónoma. En 2009, el 61,52 por ciento de la población en la Región "era de clase social baja (6 puntos por encima de la media nacional), según los datos publicados por el Ministerio de Sanidad; "n porcentaje que con toda seguridad habrá empeorado como consecuencia de la crisis económica y del incremento del paro superior en cinco puntos a la media nacional".

Por ello, considera que "gravar las economías familiares con un copago sanitario en un contexto social como el nuestro es totalmente inasumible, por no hablar de los más de 220.000 pensionistas que se verían afectados por estas medidas en la Región, que cuentan con las pensiones más bajas".

Para el PSOE, el Gobierno regional "no puede exigir a los ciudadanos un mayor esfuerzo económico para seguir gastando de la misma manera, sin control. Está obligado a buscar todas las fórmulas de ahorro posibles, garantizando la calidad de los servicios y no lo ha hecho".

Un ejemplo de medidas que no se aplican en la Comunidad Autónoma es lo que Andalucía hace "sacando a subasta la compra de medicamentos, que producirá un ahorro en esa Comunidad de unos 200 millones de euros en gasto farmacéutico, ahorro que a nivel nacional sería de 1.500 millones si se aplicara en todas las CCAA".

Por último, la diputada ha reprobado que el PP "ha impedido con sus votos que la Asamblea reclame al Gobierno regional la elaboración de un Plan de Sostenibilidad de la Sanidad Pública Regional que garantizaría su universalidad, calidad y gratuidad y basado en el consenso social y político".