Publicado 11/04/2022 15:27

Moderna comienza el ensayo en humanos de su vacuna de ARNm candidata contra la gripe estacional

Archivo - Vacunas de la gripe y de la Covid,  a 18 de octubre del 2021 en Sevilla (Andalucía).
Archivo - Vacunas de la gripe y de la Covid, a 18 de octubre del 2021 en Sevilla (Andalucía). - Eduardo Briones - Europa Press - Archivo

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

Moderna ha anunciado este lunes las primeras inoculaciones de la vacuna contra la gripe estacional (mRNA-1020 y mRNA-1030) en los primeros participantes en el estudio de fase 1/2, que evaluará la seguridad e inmunogenicidad de una dosis única en adultos sanos de 18 años o más en Estados Unidos.

Las vacunas mRNA-1020 y mRNA-1030 incluyen cada uno ocho mRNAs, dirigidos tanto a la hemaglutinina como a la neuraminidasa en diferentes dosis y proporciones. Al igual que la vacuna antigripal candidata de Moderna (mRNA-1010), mRNA-1020 y mRNA-1030 se dirigirán a las cepas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la prevención de la gripe, incluidas la gripe estacional A/H1N1, A/H3N2 y la gripe B/Yamagata y B/Victoria.

"Nos complace aplicar la plataforma de ARNm de Moderna para abordar los antiguos retos de diseño y fabricación asociados al desarrollo de vacunas contra la gripe estacional. Creemos que al dirigirse tanto a la hemaglutinina como a la neuraminidasa, podemos lograr una inmunidad más amplia y una mayor eficacia de la vacuna contra las cepas de gripe circulantes que las vacunas antigripales tradicionales. Además, esperamos que la flexibilidad de nuestra plataforma al dirigirse a múltiples cepas, junto con nuestra capacidad de fabricación rápida, facilite la producción de una vacuna que se ajuste a la cepa de gripe predominantemente circulante", ha comentado el director general de Moderna, Stéphane Bancel.

Por último, la compañía recalca que están aplicando un enfoque iterativo al desarrollo de la vacuna contra la gripe, con niveles crecientes de mejoras destinadas a mejorar las respuestas inmunitarias y aumentar la amplitud inmunológica. Aunque las vacunas antigripales actualmente autorizadas se dirigen predominantemente a la HA viral, en el ensayo mRNA-1020/1030, Moderna añade antígenos de neuraminidasa para dirigirse a las dos glicoproteínas principales con el objetivo de promover una respuesta de anticuerpos amplia y robusta.