Un modelo matemático podría ayudar a superar la resistencia a los antibióticos

Publicado 31/01/2019 17:18:04CET
PIXABAY - Archivo

   MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo científico de la Escuela de Medicina de la Universidad Case Western Reserve y la Clínica Cleveland (Estados Unidos) ha creado un modelo matemático que podría ayudar a identificar los antibióticos de segunda línea que pueden ser efectivos para matar los gérmenes ya resistentes a un antibiótico de primera línea, lo que ayudaría a superar la resistencia a los antibióticos.

   En el trabajo, publicado en la revista 'Nature Communications', los investigadores probaron las implicaciones del modelo en 60 escenarios diferentes con un gran panel de antibióticos disponibles actualmente contra las cepas de 'E. Coli', las cuales habían desarrollado resistencia al antibiótico cefotaxima.

   Mediante el uso de numerosos experimentos de evolución, junto a la secuenciación del genoma completo, los investigadores encontraron fármacos con una mayor probabilidad de ser eficaces después de que, inicialmente, surgiera la resistencia a la cefotaxima.

   La resistencia a los antibióticos se produce cuando los gérmenes invasores, como las bacterias y los hongos, desarrollan la capacidad de controlar los antibióticos que solían eliminarlos. En lugar de ser destruidas, las superbacterias resultantes prosperan, enfermando y potencialmente matando a pacientes que, en el pasado, hubieran sido curados con un medicamento efectivo.

   Este problema está empeorando como resultado del uso excesivo de antibióticos en los alimentos y en el tratamiento de pacientes. De hecho, cada año en Estados Unidos unas dos millones de personas se infectan con bacterias resistentes a los antibióticos y, como resultado, al menos 23.000 mueren.

   Ante este escenario, los expertos administraron un panel de diferentes antibióticos a 60 cepas de 'E. Coli' que se habían hecho resistentes a la cefotaxima y, posteriormente, evaluaron si se eliminaron a tasas más altas o más bajas que las de 'E. Coli' que no se habían hecho resistentes a la cefotaxima.

   Al utilizar un número mucho mayor de ensayos de lo normal, los investigadores superaron el problema de los resultados sesgados, lo que puede llevar a los clínicos a señalar que un antibiótico de reemplazo es más o menos efectivo de lo que realmente es cuando se administra a los pacientes.

   En el caso de la ticarcilina, uno de los antibióticos probados en el estudio, los investigadores encontraron que en solo siete de las 60 repeticiones (el 11 por ciento del tiempo) murió la 'E. Coli' resistente a una tasa mayor en comparación con el 'E .Coli' no resistente a la cefotaxima.

   "Este documento es un primer paso para establecer un depósito de hallazgos que un médico podría consultar para tratar de determinar cómo tratar a los pacientes que enfrentan 'E. Coli' resistentes a CEF y, eventualmente, a otras superbacterias", han zanjado los expertos.