Medicamentos y productos para el cuidado personal pueden generar contaminantes en vías fluviales

Fábricas y contaminación en el río Songhua, en Jilin, China
REUTERS / STRINGER CHINA - Archivo
Publicado 22/03/2019 14:33:47CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad de Rutgers (Estados Unidos) advierten de que las bacterias en las plantas de tratamiento de aguas residuales pueden estar creando nuevos contaminantes que no han sido evaluados en cuanto a riesgos potenciales y pueden afectar a los ambientes acuáticos. El problema es culpa de los productos farmacéuticos y de cuidado personal.

En un estudio publicado en la revista 'Environmental Toxicology and Chemistry', probaron la capacidad de las bacterias en los lodos de una planta de tratamiento de aguas residuales para descomponer dos productos farmacéuticos comunes: el naproxeno, un fármaco antiinflamatorio no esteroide; y la guaifenesina, un expectorante en muchos medicamentos para la tos y el resfriado.

Además, también probaron otros dos compuestos comunes en productos para el cuidado personal: oxibenzona, un ingrediente clave en muchos protectores solares; y metilparabeno, un conservante en muchos cosméticos.

Las bacterias que no necesitan oxígeno para crecer en el lodo descomponen el metilparabeno, pero los microbios solo descomponen parcialmente los otros tres productos químicos, y crean nuevos contaminantes en el proceso, según el estudio.

"La descomposición parcial de los productos farmacéuticos y de cuidado personal es importante porque da lugar a una corriente de posibles contaminantes en las vías fluviales que pueden tener efectos biológicos en los ambientes afectados. Estos contaminantes y sus riesgos potenciales aún no han sido estudiados", señala la principal autora del trabajo, Abigail W. Porter.