Un medicamento para la gota puede proteger contra la enfermedad renal crónica

Riñones, riñón
FLICKR/ TAREQ SALAHUDDIN - Archivo
Publicado 09/10/2018 7:35:34CET

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El medicamento alopurinol utilizado para controlar la gota puede ofrecer protección contra el desarrollo de la enfermedad renal, según un nuevo estudio. Tradicionalmente, los médicos han expresado su preocupación de que este medicamento puede elevar el riesgo de enfermedad renal crónica (ERC), a pesar de la falta de datos claros que respalden esta relación. Como tal, muchos pacientes se encuentran maltratados, lo que lleva a resultados de gota más pobres.

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston (BUSM, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, utilizaron la Red de Mejora de la Salud (una base de datos de registros médicos de medicina general representativa de la población general de Reino Unido) para evaluar la función renal en pacientes con gota después de comenzar con el alopurinol.

Descubrieron que de los más de 4.000 pacientes que tomaron alopurinol en dosis completas para la prevención de los brotes de gota, el 12,2 por ciento había desarrollado ERC en etapa 3 después de un promedio de cinco años de tratamiento, en comparación con el 13,1 por ciento de los no usuarios en un periodo similar. Los investigadores concluyen que el uso de alopurinol en el manejo de la gota no solo es seguro, sino que también es potencialmente beneficioso para reducir el riesgo de enfermedad renal.

Tuhina Neogi, autora correspondiente del estudio y profesora de Medicina y Epidemiología en la Escuela de Salud Pública BUSM y BU, ve estos resultados como un importante paso adelante en el tratamiento a largo plazo de la gota. "En última instancia, esperamos que estos resultados se difundan a los médicos de cabecera e internistas que atienden a pacientes con gota (ya que la mayoría de los pacientes con gota se tratan en atención primaria) para que el alopurinol no se contenga o se detenga cuando un paciente experimenta un golpe de creatinina", plantea Neogi, reumatólogo en el Centro Médico de Boston.

La gota es la artritis inflamatoria más común en Estados Unidos (afecta al 3,9 por ciento de los estadounidenses, más de ocho millones de adultos. Las erupciones de gota son causadas por la formación de cristales de urato dentro de las articulaciones, lo que produce dolor e hinchazón significativos. El alopurinol es el medicamento más frecuente para controlar la gota, incluida la prevención a largo plazo de los brotes de gota al reducir la cantidad de urato que circula a través de la sangre.

Contador