Más cerca de una vacuna universal contra la gripe

Publicado 04/06/2019 7:53:39CET
FLICKR - Archivo

   MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo internacional de investigadores de la Universidad de Michigan, la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai y otras instituciones en Estados Unidos y Nicaragua creen que podrían llevar a la comunidad científica un paso más cerca de desarrollar una vacuna universal contra la gripe, después de demostrar que atacar hacia un área específica del virus protege a los humanos.

   Una vacuna universal contra la gripe que pudiera prevenir una posible pandemia ha sido un Santo Grial para los epidemiólogos en todo el mundo desde que desarrollaron las primeras vacunas contra la gripe en 1938.

   "Nuestra investigación es la primera en demostrar que los científicos tienen razón al intentar desarrollar anticuerpos dirigidos a esta ubicación específica del virus como una nueva vacuna candidata contra el virus de la gripe universal --explicaAubree Gordon, profesora de Epidemiología en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan--. Este estudio aborda una brecha importante y brinda información para respaldar el desarrollo adicional de nuevas vacunas contra el virus de la influenza".

   El coautor de la investigación, publicada en 'Nature Medicine', Florian Krammer, profesor de Microbiología en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, donde se realizó el análisis de los datos, señala que el estudio muestra que los anticuerpos dirigidos al tallo pueden brindar protección contra la infección natural con el virus H1N1.

   "Si bien hay advertencias y se necesitan más estudios, esta es una buena noticia para el desarrollo de vacunas contra el virus de la gripe universal basadas en el tallo. Parece que estamos en el camino correcto", sugiere.

   El virus de la gripe está cubierto por dos tipos de proteínas: la hemaglutinina y la neuraminidasa, que llevan su nombre (H1N1, por ejemplo). La vacuna contra la gripe actual se dirige a la cabeza de la hemaglutinina, una estructura similar a una piruleta, que es la parte que cambia con mayor frecuencia. Cada temporada, los investigadores desarrollan vacunas contra la gripe que se dirigen a esta parte del virus.

   Los investigadores creen que si atacan el vástago de la hemaglutinina, en lugar de la cabeza, les permitirá prevenir una mayor variedad de virus de la gripe, ya que estos no cambian tan a menudo.

   Si bien esto se ha demostrado en animales, no se había probado en humanos hasta ahora. Las pruebas experimentales de virus de la gripe en humanos pueden ser controvertidas, ya que requiere que personas sanas sean infectadas. Emular la transmisión natural de la gripe también puede ser difícil.

   En cambio, para el estudio actual, los investigadores analizaron los casos de gripe que ocurren naturalmente en una cohorte que los investigadores han seguido en Nicaragua durante años. Después de que se determinaba que un miembro de la familia tenía gripe, los investigadores tomaban muestras de sangre para analizar el resto de la familia. Así, observaban quiénes estaban infectados con los anticuerpos del virus y quiénes enfermaron.

   "Una vez que se diagnosticaba a alguien en la casa, entrábamos muy rápidamente y se les seguía durante dos semanas para ver quién contraía la gripe --explica Gordon--. De esa manera, podemos obtener una muestra de sangre y medir los niveles de anticuerpos antes de la exposición y luego ver si se infectan y si enferman".

   Tradicionalmente, se ha utilizado una concentración de anticuerpos de 1:40 (medida en el ensayo de inhibición de la hemaglutinación) como correlato del 50% de la protección contra la enfermedad clínica, lo que significa que la mitad de las personas que tienen esos niveles estarán protegidas de la gripe.

   En el estudio, los investigadores pudieron encontrar una protección similar, corroborando la idea de que el diseño del estudio de campo es adecuado para examinar los correlatos de la protección. También encontraron que un aumento de cuatro veces en la cantidad de anticuerpos del tallo se correlacionaba con una reducción del 42% en la infección.

   "Pudimos demostrar que los anticuerpos del tallo se correlacionan con la protección --explica Gordon--. Es una gran noticia, ya que apoya la idea de que los anticuerpos del tallo pueden brindar protección contra la gripe y podrían permitir a los científicos diseñar una vacuna más amplia y eficaz".

   Además, según añade Krammer, el estudio también demostró que se pueden usar nuevas pruebas en la investigación de la gripe. "Un hallazgo adicional de este estudio es que las lecturas basadas en ELISA se pueden usar como correlato de protección independiente. Los ELISA son ensayos de enlace y no indican funcionalidad, pero son mucho más fáciles y rápidos que los ensayos funcionales", concluye.

   Junto a la UM y la Escuela de Medicina Icahn, han participado en la investigación como instituciones colaboradoras el Centro de Excelencia en Investigación y Vigilancia de la Gripe de St. Jude, el Centro de Investigación sobre Patogénesis de la Gripe y los Centros de Excelencia para la Investigación y Vigilancia de la Gripe. Los socios en Managua (Nicaragua), fueron el Laboratorio Nacional de Virología y el Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia y el Centro de Salud Sócrates Flores Vivas, ambos del Ministerio de Salud y el Instituto de Ciencias Sostenibles.

Contador

Para leer más