Publicado 08/07/2021 15:02CET

Madrid impulsa un proyecto para reivindicar la actuación del farmacéutico en caso de parada cardiorrespiratoria súbita

Archivo - Desfibrilador
Archivo - Desfibrilador - PROYECTO SALVAVIDAS - Archivo

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid impulsa el proyecto piloto 'Farmacias Cardioprotectoras', que comenzará en octubre, junto con la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) y la Asociación Farmacéuticos por la RCP y la Desfibrilación Precoz, con el objetivo de que el farmacéutico comunitario adquiera "un papel protagonista" en la actuación frente a las paradas cardiorrespiratorias súbitas.

Tal y como defienden desde el COFM, el farmacéutico comunitario reúne las características idóneas para acoger la instalación de los desfibriladores externos automáticos (DESA's) y oxigenoterapia por presión positiva por varios motivos: por su capilaridad en el territorio, porque son fácilmente localizables en grandes espacios públicos y porque pueden contar con un profesional sanitario formado y acreditado para gestionar estos aparatos.

"En función de los resultados de este prometedor y necesario proyecto, pues actualmente hay muy pocas farmacias cardioprotectoras, es decir, si funciona, se hará extensivo a todas las comunidades autónomas del país. Desde el COFM nos congratulamos de ser la avanzadilla en este ámbito, por el bien de nuestra población", subraya el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, Luis J. González Díez.

En España, cada año hay 68.000 infartos agudos de miocardio, de los cuales alrededor de un 30% por ciento fallecen antes de poder ser atendidos en el hospital. Las paradas cardiacas (PC) extrahospitalarias son un problema de salud pública de primera magnitud, pues se estima que cada año en España hay más de 24.500 paradas cardiacas súbitas, lo que equivale a una media de 20 paradas por minuto; además, ocasionan más muertes que los accidentes de tráfico.

Por otro lado, el 16 por ciento de todas las paradas súbitas que se producen en España (6.400 al año) se producen en espacios públicos. En los hospitales del Servicio Madrileño de Salud se atendió a un total de 5.088 personas con infarto agudo de miocardio en 2019. El 71 por ciento de los pacientes fueron varones y el 28,46 por ciento, mujeres. La edad media de los pacientes fue de 67 años.

Para formarlos en esta nueva competencia que se ha identificado para el farmacéutico comunitario, se va a celebrar el curso 'El Papel de la Farmacia Comunitaria en las Emergencias Sanitarias Extrahospitalarias' los días 12 y 13 de julio en el marco de los Cursos de Verano Complutense de San Lorenzo de El Escorial 2021. "La UCM y el programa de cursos de verano que desarrolla desde hace años contribuirá a formar a los profesionales de la farmacia en una nueva competencia tan importante como la atención a las emergencias extrahospitalarias en el entorno de la farmacia", ha expresado el director de la Fundación Complutense, Andrés Arias Astray.

"Farmacéuticos por la RCP y la Desfibrilación Precoz reivindica el liderazgo de los farmacéuticos de las oficinas de farmacia, en la gestión competente de las emergencias y urgencias sanitarias, que suceden en su entorno cotidiano, hasta la llegada de los servicios de emergencias médicas, para conseguir que las farmacias comunitarias sean cardioprotectoras para los ciudadanos", concluye Irene Iglesias Peinado, de la Asociación de Farmacéuticos por la RCP y la Desfibrilación Precoz (FARDESA).

Contador