Ley Medicamento.- BNG pide que el farmacéutico pueda dispensar medicamentos sin receta a enfermos crónicos

Actualizado 14/03/2006 21:05:20 CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El BNG, adscrito al Grupo Parlamentario Mixto, ha presentado en el Congreso medio centenar de enmiendas parciales al proyecto de Ley del Medicamento, en las que solicita, entre otras cosas, que los farmacéuticos puedan dispensar medicamentos sin receta en casos excepcionales, como a los enfermos crónicos.

Según explicó hoy a Europa Press la portavoz de Sanidad del BNG, Olaia Fernández Dávila, las enmiendas de su formación recogen la preocupación expresada en el Parlamento por los distintos sectores afectados por la Ley del Medicamento.

En este sentido, indicó que el texto elaborado por el Gobierno recoge que el farmacéutico "nunca" dispensar fármacos sin receta, por lo que el BNG intentará flexibilizar la cuestión para permitir circunstancias excepcionales o aconsejables, algo que, en su opinión, beneficia tanto a profesionales de farmacia como a los propios usuarios.

Asimismo, el BNG ha presentado enmiendas para clarificar algunos aspectos relacionados con la transparencia en la dispensación, en el sentido de que no medie ningún interés comercial entre el acto de prescribir el fármaco y la dispensación. Además, pide que se permitan las bonificaciones y descuentos en la distribución, al considerar que no se trata de incentivos para la prescripción, sino de apoyos económicos por el nivel de volumen de compras o prontitud en el pago.

En cuanto a la venta de fármacos por internet, Fernández Dávila indicó que ésta debe tener la participación del farmacéutico directamente para garantizar la integridad del medicamento dirigido al paciente. Por ello, cree que se debe permitir repartir a domicilio sólo cuando la compra se haga a un centro donde actúe el farmacéutico directamente.

Otro bloque de enmiendas van orientadas a equiparar las garantías en la identificación e información de medicamentos destinados a humanos y animales; a facilitar toda la información del medicamento a personas ciegas a través del sistema 'braille'; a fomentar el uso de genéricos; y a tener en cuenta la opinión de las CC.AA., a través del Consejo Interterritorial de Salud, en los temas relacionados con las condiciones de prescripción y dispensación del medicamento, publicidad de nuevos medicamentos para evitar falsas expectativas en los pacientes o fijación del precio.