IVEC y Boston Scientific evaluarán la eficiencia de las nuevas tecnologías en las enfermedades crónicas

Actualizado 06/10/2014 20:21:04 CET
IVEC Y BOSTON SCIENTIFIC

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de Validación de Eficiencia Clínica (IVEC) ha firmado acuerdo de colaboración con Boston Scientific - el primero desde su puesta en marcha hace tres semanas -, con quien trabajará de forma conjunta para evaluar la eficiencia de las nuevas tecnologías en el tratamiento de las enfermedades crónicas.

El director del IVEC, el doctor Fernando Vidal Vanaclocha, tras la firma este martes ha explicado que con el acuerdo ambas entidades colaborarán para "llevar a cabo proyectos de investigación, desarrollo y validación de tecnologías y productos sanitarios para la terapéutica en áreas de alto impacto asistencial como la Cardiología, la Neurología o Vascular".

Por su parte, Paloma Beltrán, Country Coordinator & directora de Health Economics & Government Affairs de Boston Scientific España, ha señalado que el motivo de esta firma es trabajar conjuntamente "para optimizar los recursos de los que disponemos con el objetivo de continuar ofreciendo a nuestros pacientes la máxima eficiencia y calidad en los tratamientos".

El IVEC aportará al convenio la plataforma de buenas prácticas clínicas que representan los diferentes centros asistenciales de HM Hospitales en las Comunidades de Madrid y Galicia, cuyo número de pacientes por año ya sobrepasa el millón doscientos mil. Para el desarrollo de sus actividades, el IVEC cuenta además con centros integrales en las áreas asistenciales de Oncología (CIOCC), Enfermedades cardiovasculares (CIEC) y Enfermedades Neurológicas (CINAC), donde se desarrollan programas de medicina traslacional, cuyos resultados están posibilitando la práctica de una creciente Medicina Personalizada que redunda en el beneficio del paciente.

La colaboración se pondrá en marcha con proyectos específicos como la validación de un desfibrilador subcutáneo (S-ICD), un novedoso dispositivo indicado para enfermos con riesgo de muerte súbita por arritmia; la evaluación de resultados clínicos y costes reales del proceso de atención terapéutica del paciente con pie diabético; o la evaluación de resultados clínicos y económicos del proceso de atención terapéutica del paciente con enfermedad de Parkinson, a través de la Estimulación Cerebral Profunda (ECP).