La inyección de virus modificados genéticamente en un tumor puede tratar el melanoma metastásico

Metastasis melanoma, cáncer
FLICKR/YALE ROSEN - Archivo
Publicado 28/01/2019 7:44:33CET

   MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Una inyección de un virus modificado genéticamente que induce a las células inmunitarias del cuerpo a atacar el melanoma metastático trató de manera efectiva a casi el 40 por ciento de los pacientes con tumores que no pudieron extirparse quirúrgicamente, según informan investigadores de tres centros de cáncer prominentes en un estudio publicado como un "artículo en prensa" en el sitio web del 'Journal of the American College of Surgeons' antes de la publicación impresa.

   "Nuestros hallazgos en el mundo real imitan lo que han encontrado los ensayos clínicos", dice el autor correspondiente, David W. Ollila, oncólogo quirúrgico general del Departamento de Cirugía de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill (UNC, por sus siglas en inglés), Estados Unidos. "Es un mundo diferente ahora en el melanoma metastásico, porque en lugar de la quimioterapia citotóxica tradicional que no solo destruye las células cancerosas, sino que también destruye las células normales, estamos estimulando al sistema inmunitario para que ataque las células cancerosas", señala.

   Los científicos evaluaron a 80 pacientes adultos tratados con talimogene laherparepvec (TVEC, vendido bajo el nombre comercial 'Imlygic', por AMGEN Inc.) durante un periodo de tres años que terminó el 1 de octubre de 2018. La agencia estadounidense del medicamento aprobó TVEC en 2015 para el tratamiento de Estadio IIIB a melanoma metastásico en estadio IV avanzado. TVEC es un virus del herpes modificado genéticamente que contiene el factor estimulante conocido como GM-CSF que aumenta la respuesta inmune específica de un tumor.

   TVEC se inyecta directamente en el tumor de la piel en el consultorio o la clínica del médico y el paciente puede irse inmediatamente después, sin los efectos secundarios graves de la quimioterapia u otros medicamentos contra el cáncer que actúan sobre el sistema inmunológico del cuerpo. El doctor Ollila explica que el factor estimulador envía una señal para atraer glóbulos blancos hacia el tumor, lo que induce al sistema inmunitario activado del cuerpo a matar las células del melanoma metastásico.

   Los investigadores informaron que el 46 por ciento de los participantes (37 pacientes) tenía enfermedad en estadio IIIB, el 31 por ciento (25) tenía enfermedad en estadio IIIC, el 1 por ciento (1) tenía enfermedad en estadio clínico IIID y el 20 por ciento (16) tenía cáncer que se propagó a un sitio distante en el momento del tratamiento. Los pacientes recibieron una mediana de cinco ciclos de TVEC. La mayoría de los pacientes del estudio, el 57 por ciento, recibió algún tipo de terapia antes de la inscripción en el estudio.

RESPUESTA LOCAL COMPLETA AL TRATAMIENTO EN EL 30 POR CIENTO DE PARTICIPANTES

   Los científicos encontraron que el 39 por ciento de los participantes (31 pacientes) tuvo una respuesta local completa al tratamiento con TVEC y el 18 por ciento (14 pacientes) tuvo una respuesta parcial. "Es bastante difícil ignorar una tasa de respuesta del 39 por ciento", dice el doctor Ollila.

   Señala que los pacientes con enfermedad en estadio IIIB tenían una tasa de respuesta local completa incluso mayor del 68 por ciento, en comparación con aquellos con enfermedad en estadio más alto: 26 por ciento para IIIC, 0 por ciento para IIID y 6 por ciento para IV. En una mediana de seguimiento de 12 meses, el 59 por ciento de los pacientes con enfermedad en estadio IIIB no mostró signos de enfermedad recurrente.

   El doctor Ollila apunta que estos hallazgos superan los del ensayo clínico que llevó a la aprobación de TVEC. La tasa de respuesta general del ensayo clínico fue del 26,4 por ciento. Sin embargo, ese ensayo incluyó un porcentaje más alto de pacientes con cáncer que se diseminó a otros órganos, incluidos los pulmones.

   TVEC también fue bien tolerado por los pacientes del estudio, apunta el doctor Ollila. Los efectos secundarios fueron leves y autolimitados; los efectos secundarios más comunes fueron síntomas parecidos a la gripe en el 28 por ciento de los participantes (22 pacientes), mientras que los efectos secundarios de la quimioterapia y otros fármacos que activan el sistema inmunitario del cuerpo pueden ser graves, como náuseas o vómitos y toxicidades relacionadas con el sistema inmunitario. Solo cinco pacientes interrumpieron el tratamiento debido a una variedad de complicaciones, como herpes labial o infección.

   Un aspecto clave del estudio fue que los pacientes con melanoma metastásico en estadio IIIB/C o en estadio M1A pueden beneficiarse más del medicamento que aquellos con cánceres en estadio más alto, destalla Ollila. "Informamos de una tasa de respuesta completa mayor que la del ensayo clínico de 2015 porque el ensayo clínico incluyó a pacientes de mayor riesgo en los que TVEC puede tener una eficacia limitada", propone.

   Los resultados de este trabajo plantean la cuestión de administrar TVEC con otros tratamientos contra el cáncer, incluidos los fármacos que inhiben el crecimiento de otros tipos de células cancerosas de la piel. "¿Podemos usar TVEC en combinación con estos medicamentos y aumentar aún más las tasas de respuesta? --se pregunta Ollila--. ¿Podría funcionar el mismo principio en las células de Merkel metastásicas y en el carcinoma de células escamosas localmente avanzado?" Este último es el foco de un ensayo clínico en curso en el que participan el doctor Ollila y sus coautores.

   Además de la quimioterapia, otro tratamiento existente para el cáncer de piel es la extirpación quirúrgica del tumor, pero eso también puede ser problemático, según Ollila. "Sabemos que los cirujanos llegarán a un punto en el que la resección quirúrgica ya no es viable", dice. El hallazgo más convincente del estudio es que admite la inyección de TVEC como una opción para el melanoma. "Parece que ya no hay papel para la quimioterapia tradicional en el tratamiento de esta enfermedad", agrega.

   Jonathan S. Zager, de 'Moffitt Cancer Center', en Tampa, Florida (Estados Unidos), y Keith A. Delman, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta, Georgia (Estados Unidos), dirigieron el estudio en sus centros y son coautores con el doctor Olilla. Junto a Zager y Delman, los coautores de Ollila son Raphael J. Louie, del Departamento de Cirugía, y Frances Collichio, del Departamento de Medicina, en UNC; Matthew C. Perez, Amod A. Sarnaik y James Sun, del Centro de Cáncer Moffitt; y Mohammad Raheel Jajja y Michael Lowe, de la Universidad de Emory.

   Zager reveló relaciones con Amgen, Array BioPharma, Merck, Delcath Systems, Philogen, Castle Biosciences y Provectus Biopharmaceuticals; Collichio declaró relaciones con Amgen y Novartis; Pérez dijo tener una relación con Amgen; y Sarniak informó de relaciones con Iovance Botherapeutics, B4CC Inc. y Provectus. El doctor Ollila y los otros coautores del estudio no tienen relaciones relevantes que divulgar.

Para leer más