Publicado 08/06/2020 07:40CET

Investigan si la famotidina, fármaco para la indigestión, frena los síntomas de COVID-19

Fármacos, pastillas
Fármacos, pastillas - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

   MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un medicamento ampliamente disponible y económico que se usa para aliviar los síntomas de la indigestión puede ser un buen candidato para tratar la infección por COVID-19 en aquellos cuya enfermedad no requiere ingreso hospitalario, sugieren los hallazgos de una pequeña serie de casos, publicada en línea en la revista 'Gut'.

   Los efectos se sintieron dentro de las 24 a 48 horas de tomar famotidina, y ahora se justifica un ensayo clínico riguroso para ver si el medicamento podría ser un tratamiento efectivo para COVID-19, dicen los investigadores.

   La famotidina pertenece a una clase de medicamentos conocidos como antagonistas del receptor de histamina-2, que reducen la cantidad de ácido estomacal producido. Se puede tomar en dosis de 20-160 mg, hasta cuatro veces al día, para el tratamiento del reflujo ácido y la acidez estomacal.

   Los investigadores informan sobre 10 personas (6 hombres; 4 mujeres) que desarrollaron la infección por COVID-19, todos los cuales estaban tomando famotidina durante su enfermedad.

   La gravedad de cinco síntomas cardinales: tos; dificultad para respirar; fatiga; dolor de cabeza y pérdida del gusto / olfato, así como malestar general: se midió utilizando una versión de una escala de 4 puntos que normalmente se aplica para evaluar la gravedad de los síntomas del cáncer (ECOG PS).

   Siete de los pacientes dieron positivo para COVID-19, usando una prueba de hisopo, dos tenían anticuerpos contra la infección y un paciente no fue examinado pero un médico le diagnosticó la infección.

   Sus edades oscilaban entre los 23 y los 71 años y tenían una amplia gama de antecedentes étnicos y factores de riesgo conocidos para la gravedad de COVID-19, incluida la presión arterial alta y la obesidad.

   Todos comenzaron a tomar famotidina cuando se sentían muy mal con COVID-19, cuyos síntomas habían estado ocurriendo desde 2 hasta 26 días en ese momento.

   La dosis utilizada con más frecuencia fue 80 mg tomados tres veces al día, con un período de tratamiento promedio de 11 días, que oscila entre 5 y 21 días.

   Los 10 pacientes dijeron que los síntomas mejoraron rápidamente dentro de las 24-48 horas de comenzar la famotidina y que en su mayoría desaparecieron después de 14 días.

   La mejoría fue evidente en todas las categorías de síntomas evaluadas, pero los síntomas respiratorios, como la tos y la dificultad para respirar, mejoraron más rápidamente que los síntomas sistémicos, como la fatiga.

   Siete de los pacientes no experimentaron ningún efecto secundario mientras tomaban famotidina, y en los tres que sí lo hicieron, estos fueron leves, y todos, excepto el olvido temporal, fueron conocidos efectos secundarios asociados con la toma del medicamento.

   Aunque prometedores, los investigadores señalan que los hallazgos podrían haber sido afectados por 'el efecto placebo' y / o el recuerdo borroso, a lo que se agregó un número pequeño de participantes en el estudio de caso.

   "Nuestra serie de casos sugiere, pero no establece, un beneficio del tratamiento con famotidina en pacientes ambulatorios con COVID-19", advierten. Y no está claro cómo podría funcionar la famotidina: si podría incapacitar al virus de alguna manera o alterar la respuesta inmune de una persona.

   "Clínicamente, compartimos sin reservas la opinión de que se requieren estudios bien diseñados e informativos de eficacia para evaluar los medicamentos candidatos para COVID-19 como para otras enfermedades", enfatizan.

   Sin embargo, sugieren que sus hallazgos justifican un estudio más detallado, agregando que un ensayo clínico, que prueba la combinación de famotidina con el medicamento antipalúdico hidroxicloroquina en pacientes ingresados en el hospital con COVID-19, ya está en marcha.

   "Se debe considerar un estudio ambulatorio de famotidina oral que investigue la eficacia para el control de los síntomas, la carga viral y el resultado de la enfermedad y evalúe los efectos del uso de medicamentos sobre la inmunidad a largo plazo para establecer si la famotidina puede ser útil para controlar COVID-19 en pacientes individuales mientras también reducen el riesgo de transmisión de SARS-CoV-2", concluyen.

Lo más leído

  1. 1

    Los desinfectantes con peróxido de hidrógeno pueden contaminar el aire y ser un riesgo para la salud

  2. 2

    El alcohol bloquea una sustancia química que permite prestar atención

  3. 3

    Qué es la 'inmunidad entrenada' o por qué algunas vacunas ya en marcha pueden ayudarnos frente a la covid-19

  4. 4

    Cofares distribuye entre las farmacias los primeros test rápidos de anticuerpos

  5. 5

    Sigue aumentando la población que prefiere no vacunarse inmediatamente, un 55% esperará a conocer sus efectos