Publicado 03/02/2021 07:13CET

Investigan qué sedante es más seguro para usar la ventilación mecánica

Personal de enfermería en una UCI
Personal de enfermería en una UCI - US

   MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio publicado en el 'New England Journal of Medicine' proporciona la evidencia más definitiva hasta la fecha de que, de los dos fármacos recomendados para la sedación ligera de pacientes que reciben ventilación mecánica en la UCI, son igual de eficaces y seguros.

   La ventilación mecánica es una intervención que salva vidas y que a menudo implica la inserción de un tubo respiratorio en la tráquea del paciente, lo que generalmente implica una ligera sedación para calmar la incomodidad, la ansiedad y el estrés psicológico asociados. Varios estudios han buscado evidencia de qué sedante es mejor para este propósito. Actualmente se recomiendan dos sedantes, dexmedetomidina o propofol.

   El nuevo estudio, un ensayo controlado aleatorio, doble ciego, dirigido por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Estados Unidos, inscribió a 422 adultos con ventilación mecánica en 13 centros médicos del país.

   Cuando los pacientes fueron colocados en ventiladores, aproximadamente la mitad fueron sedados ligeramente con dexmedetomidina y la otra mitad con propofol. Todos los pacientes tenían sepsis, una reacción corporal extrema y peligrosa a la infección.

   "Encontramos resultados de pacientes muy similares con los dos fármacos para la función cerebral, los tiempos de ventilación y la muerte. Desde la perspectiva de los resultados de cuidados críticos, nuestros resultados muestran que estos dos sedantes son igualmente efectivos cuando se realizan cuidados de UCI actualizados", explica Christopher Hughes, profesor de Anestesiología, quien dirigió el estudio con Pratik Pandharipande, también profesor de Anestesiología.

   Durante los 14 días desde el inicio de la ventilación mecánica, la mediana de días totales con vida sin delirio ni coma fue de 10,7 en el grupo de dexmedetomidina, 10,8 en el grupo de propofol. Durante los 28 días desde el inicio de la ventilación, la mediana de días sin ventilador fue de 23,7 en el grupo de dexmedetomidina, 24 en el grupo de propofol.

   La muerte se produjo dentro de los 90 días para el 38% de los que habían recibido dexmedetomidina y el 39% de los que habían recibido propofol.

   La puntuación media del estado cognitivo a los seis meses fue de 40,9 en el grupo de dexmedetomidina, 41,4 en el grupo de propofol. En ambos grupos de fármacos, a los seis meses de su enfermedad, aproximadamente uno de cada cuatro pacientes parecía presentaba una disfunción cognitiva clínicamente importante, con puntuaciones cognitivas dos desviaciones estándar por debajo de las normas de la población.

   "Para esta aplicación de cuidados críticos, estadísticamente hablando, no hay nada en nuestros resultados que distinga la seguridad y los perfiles de resultados del paciente de estos dos medicamentos", asegura Pandharipande.

   Se podría haber esperado que la dexmedetomidina, que es un fármaco sedante más nuevo, respaldara mejores resultados para los pacientes, porque, en comparación con otros sedantes que se usan en pacientes críticamente enfermos, se sabe que brinda ventajas como un mejor sueño y mejores propiedades antiinflamatorias. Los nuevos resultados, sin embargo, confirman ensayos menos rigurosos que no encontraron beneficios importantes con el fármaco más nuevo.

   "Nuestros hallazgos refuerzan fuertemente las pautas actuales que recomiendan el uso de dexmedetomidina o propofol para la sedación leve cuando se necesita sedación continua para adultos que requieren ventilación mecánica, con o sin sepsis", escriben los autores.

   "Este ensayo clínico aleatorizado multicéntrico responde a una pregunta clínica importante en cuidados intensivos --explica Lora Reineck, directora del programa de lesiones pulmonares agudas y cuidados intensivos del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre--. Ahora sabemos que la elección de dexmedetomidina frente a propofol no altera los resultados de los pacientes con sepsis con ventiladores en un entorno de cuidados intensivos".