Publicado 13/04/2022 14:35

La inmunoterapia más quimioterapia antes de la cirugía mejora los resultados de los pacientes con cáncer de pulmón

Cáncer de pulmón
Cáncer de pulmón - ASTRAZENECA

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La adición del fármaco de inmunoterapia nivolumab a la quimioterapia antes de la cirugía (neoadyuvante) en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) operable, la principal causa de muerte por cáncer en todo el mundo, reduce el riesgo de recidiva del cáncer o de muerte en más de un tercio, según los resultados del ensayo de fase III 'CheckMate-816'.

Además, esta combinación logró un aumento de casi doce veces en la respuesta patológica completa (lo que significa que no queda cáncer activo cuando se extirpa el tumor) con respecto a los pacientes que recibieron sólo quimioterapia.

El estudio, dirigido por investigadores del Centro Oncológico Johns Hopkins Kimmel y del Instituto Bloomberg-Kimmel de Inmunoterapia contra el Cáncer, ha dado lugar a la aprobación por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) del primer tratamiento combinado de inmunoterapia y quimioterapia para pacientes con CPNM operable. Se trata de la primera aprobación por parte de la FDA de una inmunoterapia neoadyuvante para el CPNM en fase inicial.

"En este ensayo, descubrimos que la adición de nivolumab a la quimioterapia neoadyuvante estándar redujo el riesgo de recurrencia del cáncer o de muerte en más de un tercio. El tratamiento también se asoció a una mejora de los resultados de la intervención quirúrgica, incluyendo una cirugía menos extensa, menos pérdida de sangre y un tiempo más corto en el quirófano", explica Patrick Forde, uno de los autores principales del estudio, que se ha publicado en la revista científica 'New England Journal of Medicine'.

El tratamiento estándar para el cáncer de pulmón resecable es la cirugía para extirpar el tumor. Sin embargo, la mayoría de los pacientes experimentan una recidiva del cáncer de pulmón tras la cirugía y, cuando esto ocurre, suele ser incurable.

La quimioterapia, que utiliza los fármacos cisplatino o carboplatino, conocidos como quimioterapia basada en el platino, administrada antes o después de la cirugía, mejora la supervivencia de los pacientes sólo en un 5 por ciento a los cinco años.

"Demostramos por primera vez que la inmunoterapia puede mejorar realmente los resultados cuando se administra con quimioterapia antes de la cirugía para el CPNM en estadio 1-3 recién diagnosticado. Reduce la tasa de recaída en casi un 40 por ciento, lo que significa que los pacientes de este estudio, que probablemente habrían muerto de cáncer de pulmón, pueden ahora curarse", afirma Forde.

En el estudio, 358 pacientes con CPNM resecable en estadios 1B a 3A fueron asignados aleatoriamente a recibir quimioterapia estándar con doblete de platino durante tres ciclos, con o sin 360 miligramos del fármaco de inmunoterapia anti-PD-1 nivolumab, seguido de cirugía.

Los que recibieron la terapia combinada alcanzaron una tasa de respuesta patológica completa del 24 por ciento. En comparación con el 2,2 por ciento de los que recibieron únicamente quimioterapia, tuvieron mejores resultados quirúrgicos y una reducción del 37 por ciento en el riesgo de recurrencia del cáncer o de muerte.

La estadificación se basa en el tamaño y la extensión del tumor. En este ensayo, los tumores de los estadios 1B a 3A medían 4 centímetros o más o afectaban a los ganglios linfáticos cercanos al tumor pulmonar primario, pero no se habían extendido a partes distantes del cuerpo.

Más información