Publicado 22/02/2021 11:34CET

La inmunoterapia combinada neoadyuvante mejora los resultados del cáncer de pulmón de células no pequeñas

Archivo - Radiografía digital acerca de un cáncer de pulmón
Archivo - Radiografía digital acerca de un cáncer de pulmón - US - Archivo

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer ensayo clínico aleatorizado de fase II sobre la terapia neoadyuvante con inhibidores de puntos de control inmunitarios en el cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) en estadio I-III ha evidenciado que la terapia combinada produjo un beneficio clínico significativo, evaluado por la tasa de respuesta patológica mayor (RMP), así como una mayor infiltración de células inmunitarias tumorales y memoria inmunológica.

Investigadores del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas (Estados Unidos) han publicado los resultados del estudio en la revista científica 'Nature Medicine'. El ensayo 'NEOSTAR' probó el tratamiento neoadyuvante combinado de nivolumab más ipilimumab, así como la monoterapia neoadyuvante con nivolumab en pacientes con CPNM operable. El ensayo alcanzó su umbral de eficacia primario preespecificado en el brazo de la combinación, con ocho de los 21 pacientes tratados (38 por ciento) que lograron una respuesta patológica mayor, definida como un tumor viable de menos del 10 por ciento en la cirugía.

Se ha demostrado que la RMP se correlaciona con la mejora de los resultados de supervivencia tras la quimioterapia neoadyuvante en el CPNM. El límite de eficacia preespecificado para que cada tratamiento se considerara prometedor para su análisis posterior fue de seis o más MPR en 21 pacientes evaluables. Con MPR en cinco de los 23 pacientes tratados (22 por ciento), la monoterapia no cumplió el límite de eficacia.

Aunque la inmunoterapia combinada ha sido aprobada para un subconjunto de pacientes con CPNM metastásico, este es el primer estudio aleatorio que informa sobre el papel de los inhibidores de puntos de control combinados para la enfermedad operable en fase inicial.

"Más del 50 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas localizado recaerán si son tratados sólo con cirugía. La adición de quimioterapia sólo produce una modesta mejora de la supervivencia global, y viene acompañada de toxicidad. Los resultados de nuestro estudio con la inmunoterapia combinada neoadyuvante son especialmente alentadores, ya que descubrimos que este tratamiento dual puede inducir respuestas patológicas más altas y desencadenar la memoria inmunológica. Esto puede traducirse en una reducción del riesgo de recaída tumoral en más pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas en fase inicial", explica la doctora Tina Cascone, autora principal del estudio.

El estudio de fase II inscribió a 44 pacientes con CPNM en estadio IA a IIIA resecable quirúrgicamente entre junio de 2017 y noviembre de 2018. La mediana de edad de los participantes en el ensayo era de 66 años, y el 64 por ciento eran hombres. Los participantes eran en un 84 por ciento blancos, en un 9 por ciento negros y en un 5 por ciento asiáticos. La mayoría de los participantes tenían antecedentes de tabaquismo: el 23 por ciento se identificó como fumador actual y el 59 por ciento como exfumador.

Los pacientes fueron asignados aleatoriamente a uno de los dos brazos de tratamiento con inhibidores del punto de control inmunitario antes de la cirugía: 23 recibieron tres dosis de nivolumab solo y 21 recibieron tres dosis de nivolumab más una dosis de ipilimumab. Cada brazo se comparó con los controles históricos de quimioterapia neoadyuvante. En general, 41 pacientes completaron las tres dosis previstas de terapias, 37 pacientes fueron operados durante el ensayo y dos pacientes fueron operados fuera del ensayo después de las terapias adicionales.

Entre las 37 pacientes que se sometieron a resección quirúrgica en el estudio, el brazo de la combinación mostró mayores tasas de RMP (50 por ciento frente al 24 por ciento) y menos células tumorales viables en la resección que la monoterapia (una mediana del 9 por ciento frente al 50 por ciento). La terapia combinada también mostró mejores tasas de respuesta patológica completa que la monoterapia (38 por ciento frente al 10 por ciento). Tras una mediana de seguimiento de 22 meses, no se alcanzó la mediana de supervivencia global ni de supervivencia libre de recidiva relacionada con el cáncer de pulmón.

Las toxicidades fueron manejables en general, sin nuevos problemas de seguridad en comparación con los perfiles de eventos adversos conocidos de cualquiera de los dos fármacos. La mediana del tiempo hasta la cirugía fue de 31 días después de la última dosis de nivolumab. Algunos pacientes experimentaron un brote inmunitario ganglionar (NIF), o la aparición de una progresión de la enfermedad ganglionar en las imágenes radiográficas, que la biopsia ganglionar invasiva reveló que se trataba de una infiltración de células inmunitarias en lugar de una enfermedad maligna.