Publicado 24/03/2021 11:45CET

Un informe destaca la contribución de la industria farmacéutica a la economía, mejora de salud y ahorro de costes

Archivo - Laboratorio del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC)
Archivo - Laboratorio del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) - CÉSAR HERNÁNDEZ CSIC COMUNICACIÓN - Archivo

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El informe 'El valor del medicamento desde una perspectiva social', elaborado por Farmaindustria, con la colaboración de la Fundación Weber, ha puesto de manifiesto la contribución de la industria farmacéutica en la economía del país, la mejora de la salud de la población y los ahorros de costes directos e indirectos que ocasiona.

Así lo ha destacado en un encuentro el presidente de la Fundación Weber, Álvaro Hidalgo, quien ha explicado que el objetivo del trabajo, que precede a otro realizado en el año 2018, ha sido conocer de forma general el papel que juega la industria farmacéutica a nivel económico, sanitario y social.

"El 73 por ciento del aumento de la esperanza de vida se atribuye a los nuevos medicamentos, los cuales nos permiten que podamos vivir más y mejor. Por tanto, el informe nos evidencia, paso a paso, las múltiples aportaciones del fármaco, evidenciando que la innovación en medicamentos no es un gasto sino que es una inversión que tiene retornos medibles desde una perspectiva sanitaria, económica y social y que, por ende, debe estar en la base de la estrategia de un país moderno ya que es fuente de esperanza para los pacientes", ha asegurado el presidente de Farmaindustria, Juan López-Belmonte.

En concreto, desde la perspectiva económica, la industria farmacéutica es un "importante generador" de empleo cualificado y valor añadido; uno de los sectores industriales de "mayor productividad" por empleado; un "referente" en I+D e innovación; juega un papel "relevante" en términos de competividad exterior; y aporta "importantes efectos tractores" sobre otros sectores.

En este sentido, Hidalgo ha recordado que la industria farmacéutica emplea en España a 45.000 personas, de las cuales el 62 por ciento tienen estudios universitarios, siendo ya el sector de alta tecnología que "más empleo genera". Al mismo tiempo, destinó 1.026 millones de euros a I+D en 2018, es el "segundo sector industrial" con mayor gasto en I+D y es "líder" en porcentaje de plantilla dedicada a la innovación y desarrollo.

Respecto al ahorro de costes, el informe destaca que los fármacos innovadores tienen un mayor coste farmacéutico pero generan ahorros netos de recursos y que los medicamentos que mejoran la adherencia al tratamiento suelen reducir los costes netos.

CADA EURO INVERTIDO EN MEDICAMENTOS AHORRA ENTRE 2 Y 7 EN OTROS GASTOS

Al mismo tiempo, producen un efecto positivo sobre la productividad laboral de los pacientes y aportan mayores efectos a largo que a corto plazo. Y es que, cada euro invertido en medicamentos ahorra entre 2 y 7 en otros gastos sanitarios y suma ahorros indirectos en productividad y otros costes sociales.

"Con las nuevas terapias, como las CART, vemos que hay una inversión importante en el primer momento pero a largo plazo generan importantes efectos. Por tanto, es necesario empezar a pensar en ellas no como un gasto a corto plazo, sino como una inversión, teniendo en cuenta la rentabilidad que este gasto aporta en términos de valor", ha detallado Hidalgo.

En este sentido, ha subrayado el "poder" que tiene las vacunas, ya que son las estrategias de salud pública "más coste-efectivas" porque salvan vidas, ahorran costes y permiten hacer una vida "normal". "Por cada euro en vacunación infantil se ahorran 22 euros en gastos directos e indirectos", ha añadido el experto.

En relación a la contribución de la industria farmacéutica a la salud, el informe recuerda que los medicamentos contribuyen a alargar la esperanza de vida; han logrado curar enfermedades mortales, como el VIH o la hepatitis C; que las vacunas han reducido la incidencia de muchas patologías infecciosas; que las terapias dirigidas han logrado mejoras "sin precedentes" en el cáncer; y que los fármacos han permitido mejorar la calidad de vida de pacientes con enfermedades crónicas.

Todas estas aportaciones han sido corroboradas por el presidente del Foro Español de Pacientes, Andoni Lorenzo, quien, no obstante, ha avisado de que el "gran problema" que existe actualmente es que los avances de medicamentos "muchas veces" no llegan a los pacientes o existen "enormes dificultades" para acceder a ellos.

Del mismo modo se ha pronunciado el presidente de la Sociedad Española de Reumatología (SER), Juan López-Belmonte, quien, no obstante, ha destacado la necesidad de realizar un "esfuerzo" para educar y transmitir a los pacientes el valor real que tienen los medicamentos, dado que "en ocasiones" demandan el medicamento más nuevo aunque el antiguo es más efectivo para ellos. "Hace falta más pedagogía. El valor del medicamento y de la industria farmacéutica se entiende desde el punto de vista de los pacientes cónicos, pero no tanto en el resto de la población", ha zanjado Lorenzo.

Contador