Publicado 06/11/2020 12:54CET

La industria farmacéutica resalta que la prescripción por marca es "un aliado" para la farmacovigilancia

Medicamentos.
Medicamentos. - ROEL SMART / SMARTSTOCK - Archivo

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La patronal de la industria farmacéutica en España, Farmaindustria, ha resaltado que la prescripción por marca es "un aliado" para la farmacovigilancia, ya que "recetar por denominación comercial supone una identificación inequívoca que no se produce con la prescripción por principio activo".

Con el lema 'Cada notificación cuenta', esta semana se está celebrando la quinta edición de '#MedSafetyWeek', una campaña internacional de concienciación para fomentar la notificación de sospechas de reacciones adversas a medicamentos.

La '#MedSafetyWeek' está promovida por el Uppsala Monitoring Center, de Suecia, institución que colabora con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la vigilancia internacional de la seguridad de los medicamentos. La campaña cuenta con la cooperación de autoridades reguladoras del medicamento de 75 países.

Conforme a las normativas europea y española de farmacovigilancia, los profesionales sanitarios tienen la obligación de notificar las sospechas de reacciones adversas de los medicamentos autorizados. En este sentido, Farmaindustria apunta que "las notificaciones de posibles reacciones adversas de medicamentos han de realizarse preferentemente por su nombre comercial (no por su principio activo), con objeto de asociar a un fármaco concreto dicha notificación y poder informar, en su caso, al laboratorio afectado".

"Si la prescripción se realiza por principio activo es más difícil que el prescriptor tenga constancia cierta del envase finalmente dispensado en la farmacia. Si se notifica solamente por principio activo no es posible atribuir a un medicamento concreto (y, por tanto, a un titular de la autorización de comercialización) una determinada reacción adversa. También es importante conocer el medicamento concreto que ha originado la notificación porque puede deberse a un problema de calidad no relacionado con el principio activo", argumentan.

"Los medicamentos son parte esencial de los tratamientos de los pacientes, y la continuidad y seguimiento de la medicación es fundamental. A diferencia de cuando se prescribe una marca, la indicación sola del principio activo en la receta favorece el cambio de envases, lo cual puede afectar a la farmacovigilancia, es decir, al seguimiento del envase efectivamente utilizado, que con esta forma de prescripción resulta mucho más complejo. Prescribir por marca supone que el medicamento está inequívocamente identificado con su denominación comercial completa en lugar de con el principio activo, lo que contribuye a hacer más seguro el uso del medicamento para todos", ha explicado el director técnico de Farmaindustria, Emili Esteve.

Contador