Publicado 08/03/2021 11:59CET

La industria farmacéutica resalta que la mitad de los empleos directos que genera el sector son mujeres

Archivo - Investigadoras en un laboratorio
Archivo - Investigadoras en un laboratorio - FARMAINDUSTRIA - Archivo

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La patronal de la industria farmacéutica en España (Farmaindustria) ha resaltado, con motivo del Día Internacional de la Mujer, que la mitad de los 42.500 empleos directos que genera el sector en España corresponden a mujeres y dos de cada tres puestos del área de I+D son femeninos.

Del mismo modo, destacan que la presencia de la mujer es especialmente significativa en los departamentos de I+D de los laboratorios, en los que casi dos de cada tres investigadores son mujeres (64%). Por su parte, y en lo que a puestos de responsabilidad se refiere, el 41,3 por ciento de los puestos en los comités de dirección de las compañías farmacéuticas están en manos también de mujeres, muy por encima de la media española.

"Las facilidades para la conciliación familiar y laboral, las oportunidades de progreso que supone trabajar en la industria farmacéutica innovadora y, especialmente, el exigente y atractivo desafío que implica la investigación y lanzamiento de nuevos medicamentos y la contribución a la mejora de la salud y calidad de vida de las personas son algunas de las razones que han atraído a muchas mujeres a la industria farmacéutica, como destacan muchas de ellas, y que han hecho posible que el sector se sitúe un paso más cerca de conseguir la ansiada igualdad entre hombres y mujeres", reivindica Farmaindustria.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, Farmaindustria ha rendido un pequeño homenaje a todas las mujeres que desempeñan cada día su labor en la industria farmacéutica. Y, por eso, ha lanzado una pregunta: ¿Qué pasaría si las mujeres desaparecieran de la industria farmacéutica?

"Pues, entre otras cosas, que con toda seguridad las vacunas contra el coronavirus no se podrían haber conseguido tan rápido; tampoco se habría podido garantizar durante los meses más duros de la pandemia el suministro de los tratamientos a los 25 millones de pacientes crónicos que existen en España, y probablemente tampoco nuestro país fuera uno de los líderes mundiales en ensayos clínicos", explican.