La industria farmacéutica propone que laboratorios españoles produzcan fármacos afectados por desabastecimiento

Publicado 05/11/2019 14:08:07CET
XVI Seminario Industria Farmacéutica y Medios de Comunicación, celebrado en Chinchón.
XVI Seminario Industria Farmacéutica y Medios de Comunicación, celebrado en Chinchón. - FARMAINDUSTRIA

CHINCHÓN (MADRID), 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

La patronal de la industria farmacéutica en España, Farmaindustria, ha apostado por buscar "soluciones imaginativas" frente al desabastecimiento que están sufriendo algunos fármacos en España y otros países de Europa. Entre sus propuestas, abogan por que plantas de producción de laboratorios en España produzcan algunos medicamentos esenciales que estén afectados o en riesgo de sufrir problemas de suministro.

"Es una opción muy interesante. La solución sería retornar a Europa la fabricación de fármacos que se ha ido perdiendo poco a poco y que ha generado esta situación. Tenemos un gran número de compañías nacionales que conocen la tecnología de producción de medicamentos y que podrían asumir perfectamente la fabricación de muchos de ellos, dentro de un plan de coordinación con las administraciones", ha comentado el director general de la patronal, Humberto Arnés, durante el XVI Seminario Industria Farmacéutica & Medios de Comunicación, que se está celebrando en Chinchón (Madrid).

Esta solución, que ya han abordado con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, buscaría aportar un "negocio adicional" a muchas compañías nacionales que puedan tener algún tipo de riesgo de viabilidad. "Esta idea exige reforzar el diálogo y cooperación entre industria y administraciones. Los laboratorios generarían empleo en nuestro suelo y podrían sumar recursos a través de la exportación" de estos fármacos a otros países con problemas de desabastecimiento, ha asegurado el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés.

Según los dirigentes de la industria farmacéutica, esta idea ha sido compartida también por las autoridades sanitarias. De hecho, el director del Departamento Técnico de la patronal, Emili Esteve, ha señalado que el Plan de Garantías de Abastecimiento de Medicamentos 2019-2022 de la AEMPS recoge, a petición de la industria, la posibilidad de que laboratorios españoles se involucren en la fabricación de estos fármacos con problemas de suministro.

"En Farmaindustria estamos empezando a considerar esto como una solución para este grupo específico de medicamentos. Y la AEMPS ya ha contactado con las compañías", ha comentado Esteve. Al respecto, Arnés ha añadido que este es "un tema complejo que no se resuelve de manera inmediata solo por voluntad". "Somos optimistas y estoy seguro de que vamos a ser capaces de reducir estos desabastecimientos poco a poco. Tanto las autoridades como el resto de agentes sanitarios estamos cooperando para buscar una solución en cada caso", ha apostillado el presidente de Farmaindustria, quien ha recordado que solo el 3 por ciento del total de presentaciones disponibles en España están afectados por desabastecimiento.

¿EMPRESA PÚBLICA DE FABRICACIÓN DE MEDICAMENTOS?

Por otra parte, los representantes de la industria también han valorado la propuesta de Más País en su programa electoral para crear una empresa farmacéutica pública que "investigue, desarrolle, fabrique y comercialice medicamentos", y que también podría "actuar en la fabricación de fármacos con alto valor terapéutico cuando se produzcan situaciones de desabastecimiento y sea necesario para los usuarios del sistema sanitario".

Preguntado acerca de si el precio de la mayoría de fármacos fuera inferior si fuera el sector público el que los desarrollara, Sellés ha argumentado que investigar resulta "muy costoso". "Es una actividad que no está prohibida a nadie, todo el que quiera puede investigar. Si alguien puede hacerlo con poco dinero y comercializarlo a precios bajos que lo haga y que nos demuestre que es posible, estaremos encantados de aprender de ellos. Pero este es un asunto muy serio que conviene tratar sin demagogia", ha valorado.

En este sentido, ha insistido en que desarrollar un medicamento es "cada vez más costoso" para la industria. "Por cada 10.000 productos que sintetizamos, solo llega uno a los pacientes. Las exigencias regulatorias son cada vez mayores, eso hace que la inmensa mayoría de medicamentos en desarrollo 'mueran' por el camino. Desarrollar un nuevo fármaco cuesta entre 2.500 y 3.000 millones de euros y más de diez años de investigación. Esto lleva a que algunos precios tengan un coste elevado, no lo negamos. Pero para que el debate no sea engañoso hay que decir también que cientos de fármacos que toman millones de pacientes cuestan dos o tres euros al mes", ha defendido.

Por tanto, desde la industria sostienen que "quien quiera enfrentar ese reto, está en su perfecto derecho". "Quien propone esta idea, tendrá que analizar mejor los pros y los contras y evaluar los costes que pueden conllevar. Desarrollar medicamentos es una actividad muy compleja, y hay gente que piensa que lo es menos. Pero hasta podríamos encontrar áreas de colaboración, no lo sé. La colaboración público-privada es cada vez más rica y fluida, juntos somos más fuertes y eficientes", ha concluido.

Contador

Para leer más