La industria farmacéutica devolverá al Estado entre 140 y 150 millones por el aumento del gasto farmacéutico en 2018

Actualizado 25/06/2019 13:26:59 CET
FARMAINDUSTRIA

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La industria farmacéutica va a tener que devolver a las arcas públicas del Estado entre 140 y 150 millones de euros como consecuencia de que el gasto farmacéutico en 2018 fue superior al PIB, según ha informado este martes el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés.

Esta devolución de dinero es una de las medidas contempladas en el convenio de colaboración por el acceso y la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) suscrito entre la patronal farmacéutica y el Gobierno desde el año 2017 y que ha sido prorrogado recientemente hasta finales de año.

En concreto, el acuerdo contempla que si el crecimiento del gasto público en medicamentos originales supera el de la economía española, es decir, el PIB, la industria se compromete a realizar compensaciones monetarias.

Precisamente esto es lo que ha ocurrido en 2018 por primera vez, lo que supondrá que la industria farmacéutica tenga que pagar entre 140 y 150 millones de euros al Estado. "Es una cifra muy importante que supondrá un gran esfuerzo para todas las compañías que forman parte de Farmaindustria", ha dicho Sellés.

En este sentido, el presidente de la patronal ha asegurado que los criterios de devolución del dinero son "muy razonables" ya que, entre otros aspectos, tienen en cuenta el volumen de ventas de cada compañía farmacéutica, el crecimiento de las mismas y el peso de los sectores de las oficinas de farmacia y de la farmacia hospitalaria.

La fecha de devolución todavía no está fijada ya que se está a la espera de una reunión con los ministerios de Sanidad y Hacienda para conocer la cifra "real" que la industria va a tener que devolver.

En este sentido, y tras recordar que con la firma del convenio el Gobierno ha tenido asegurado el control del gasto farmacéutico y que las compañías de medicamentos genéricos y biosimilares no lo han firmado, Sellés ha informado de que existe una voluntad de rubricar un nuevo convenio, si bien ha comentado que van a pedir que en el mismo se tengan en cuenta las inversiones que realiza la industria en España y se vea el sector "en toda su amplitud".

"En el entorno de la firma del convenio tiene que haber diálogo y un entendimiento por el bien de los pacientes y de la economía del país. Es una herramienta suficiente para estar tranquilos de que le gasto farmacéutico no va a ser superior al PIB real", ha añadido el presidente de Farmaindustria, para recordar que el convenio ha sido "bien visto" por Europa.

LA SUBASTA NACIONAL DE FÁRMACOS PROVOCARÍA "SEVEROS" DESABASTECIMIENTOS

Por otra parte, Sellés se ha referido al reciente informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) en el que, entre otras medidas, propone extender el modelo de subasta de fármacos de Andalucía, aunque con algunos cambios, a todo el territorio nacional, avisando de que esta medida podría provocar "severos" desabastecimientos.

"Las subastas a nivel nacional no son fáciles de implementar, en contra de lo que dice el informe, y podrían provocar desabastecimientos severos con graves consecuencias para los pacientes. Hay que analizar mejor los pros y los contras", ha sentenciado el presidente de Farmaindustria, tras calificar de "falaz" el concepto de 'equivalentes terapéuticas', ya que no está avalado "por ninguna agencia reguladora ni por ninguna sociedad científica".

Dicho esto, Sellés ha solicitado que en la elaboración de un nuevo informe por parte de la AIReF se escuche a la industria farmacéutica porque con su opinión se pueden encontrar "mejores soluciones". "También sería bueno escuchar a los que han liderado la política farmacéutica en el Ministerio de Sanidad en los últimos diez años. Seguro que también pueden realizar aportaciones muy valiosas. Leyendo el informe parecería que todos, de un parte y de otro, lo hubieran hecho mal en estos años y no creemos que sea así", ha puntualizado.

Al mismo tiempo, y en relación al desabastecimiento de medicamentos, Sellés ha comentado que cuando "mejores y más exigentes" sean los controles de calidad en el proceso de producción de medicamentos, "más probabilidades" hay de detectar lotes con alguna "mínima deficiencia" que hace que el producto no pueda ponerse a disposición de los pacientes, generando así desabastecimiento.

No obstante, y pese a ello, el presidente de Farmaindustria ha explicado que en la "inmensa mayoría" de los casos en los que se produce el desabastecimiento de un producto concreto "siempre" hay a disposición de los pacientes otros productos con las mismas indicaciones y efectos terapéuticos. "El paciente siempre tiene un medicamento a su disposición para solucionar su problema", ha asegurado.

EL DEBATE DEL PRECIO DE LOS NUEVOS FÁRMACOS PUEDE SER "ENGAÑOSO"

En relación al precio de los nuevos medicamentos, Sellés ha avisado de que el debate puede ser "engañoso", especialmente si no se tiene en cuenta que hay cientos de fármacos que toman millones de pacientes que cuestan en torno a 4 o 5 euros al mes, y millones de enfermos con patologías importantes que se tratan con medicamentos que cuestan 50 euros al año, lo que supone 0,16 céntimos al día.

"Por tanto, si queremos tener una aproximación seria a este asunto tenemos que hablar de los medicamentos de alto precio, pero también de los de bajo precio porque, de lo contrario, el debate es engañoso. Se pueden pagar los de alto precio porque el sistema ahorra mucho con los de bajo precio. ¿Cuántas cosas compramos en nuestro día a día que cuesten 4 o 5 euros al menos?, hay pocas o casi ninguna", ha argumentado.

Asimismo, Sellés ha invitado a todo el que crea que se puede investigar y desarrollar medicamentos con poco dinero y comercializarlos a precios bajos a que lo haga y demuestre que es posible. Sin embargo, ha avisado de que por ahora "nadie lo ha hecho". "Creo que este es un asunto muy serio que conviene que todos tratemos adecuadamente, sin demagogias", ha señalado.

Por otro lado, el presidente de Farmaindustria ha informado de que en España el 82 por ciento de las recetas que se dispensan son de genéricos o de marcas que están "al mismo precio" que el genérico y que, por tanto, generan el mismo ahorro. De hecho, ha asegurado que es uno de los porcentajes "más altos" de los países del entorno.

Finalmente, Sellés ha mostrado su deseo de que el nuevo Gobierno entienda que el sector de la industria farmacéutica está "lleno de posibilidades" y tiene un impacto "muy positivo" sobre la economía del país. "Muchos gobiernos de otros países ya tienen claro esto y hacen todo lo posible por atraer las inversiones a su país. Nosotros competimos por las inversiones con nuestros colegas de otros países y necesitamos argumentos sólidos para que las inversiones vengan a España y no vayan a otros países. Queremos trabajar con el Gobierno para desarrollar una estrategia dirigida a traer riqueza a nuestro país. Es una oportunidad que no podemos perder", ha zanjado.