La industria farmacéutica dejará de ganar más de 650 millones por los nuevos precios de referencia de los medicamentos

Actualizado 03/01/2012 15:36:27 CET

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Farmaindustria asegura que los nuevos precios de referencia de los medicamentos, establecidos mediante sendas resoluciones de 28 de diciembre de 2011 de la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, tendrán un impacto negativo sobre el gasto farmacéutico de más de 650 millones de euros.

Estos nuevos precios de referencia alinean el precio de las distintas presentaciones de cada medicamento a la dosis diaria definida más barata, consiguiéndose así los máximos ahorros posibles para el sistema.

Según la patronal de la industria farmacéutica en España, estos impactos vienen a sumarse a los 2.400 millones de euros anuales de reducción de gasto farmacéutico que supuso el Real Decreto-ley 9/2011, a los que hay que sumar la reciente bajada del 7,5 por ciento del precio de los medicamentos y los "inasumibles niveles de deuda" que mantienen las comunidades con estas empresas por suministros de fármacos a hospitales públicos.

Además, recuerdan que la reducción del gasto farmacéutico público en oficinas de farmacia se ha contraído en los últimos tres años cerca de un -25 por ciento, lo que está "llevando a la industria farmacéutica innovadora a una situación crítica en la que el futuro inmediato de muchas compañías está altamente comprometido".

"Ninguna otra partida de gasto presupuestario público ha caído tanto como la del gasto farmacéutico, habiendo recaído sobre la industria innovadora el mayor peso del ajuste sanitario, lo que le convierte en el sector que más está contribuyendo a la sostenibilidad del sistema público de salud", asegura Farmaindustria.

Por ello, la patronal confía en poder trasladar "en un breve plazo de tiempo" al nuevo equipo ministerial que ahora lidera Ana Mato la necesidad que tiene este sector de un marco "estable y predecible" para "poder salir adelante en un momento tan extraordinariamente delicado para la industria farmacéutica en España".