Publicado 23/06/2022 14:12

La industria farmacéutica cree que puede ser un "sector estratégico" para la "reactivación económica y social"

El presidente de Farmaindustria, Juan López-Belmonte, durante su intervención ante la Asamblea General Ordinaria de la Asociación, celebrada este jueves 23 de junio de 2022 en Madrid.
El presidente de Farmaindustria, Juan López-Belmonte, durante su intervención ante la Asamblea General Ordinaria de la Asociación, celebrada este jueves 23 de junio de 2022 en Madrid. - FARMAINDUSTRIA

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Farmaindustria, Juan López-Belmonte, ha subrayado que el sector farmacéutico "tiene la capacidad" de ser uno de los "sectores estratégicos que contribuyan a la reactivación económica y social".

"Debemos estar orgullosos de integrar un sector que, más que nunca, ha sido parte de la solución a esta terrible pandemia", ha destacado López-Belmonte durante su intervención ante la Asamblea General Ordinaria de la Asociación, celebrada este jueves en Madrid.

En este sentido, ha reivindicado que "se ha demostrado que el bienestar y la economía del país dependen en gran medida de la salud, y ésta depende de los medicamentos y de la investigación que los hace posibles". "Toda la población ha comprobado nuestro compromiso, nuestra capacidad de respuesta, nuestra utilidad. Ya no somos algo lejano, del que las personas se acuerdan sólo cuando caen enfermas de gravedad", ha afirmado.

Esta respuesta ante la pandemia ha mostrado, además, según el presidente de Farmaindustria, que este sector "es crítico para España no sólo desde el punto de vista del cuidado de la salud, sino también desde la perspectiva económica y social", y que la industria farmacéutica tiene las fortalezas y la capacidad "para ser uno de los sectores estratégicos que contribuyan a la reactivación económica y social de España y a reforzar el modelo productivo del próximo futuro".

López-Belmonte ha insistido en que España sectores estratégicos en los que apoyarse para salir de la crisis y construir su futuro: "Nosotros tenemos datos objetivos que nos avalan como uno de esos sectores que el país necesita, como muestra nuestra contribución a la inversión en I+D, donde somos el sector industrial líder en el país junto a la automoción, o nuestro nivel de exportaciones, que ha marcado cifras récord en los últimos años y ha situado al medicamento como el cuarto producto más exportado en España".

Al hilo, Farmaindustria considera que el Plan Estratégico de la Industria Farmacéutica que el Gobierno anunció en su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia es el marco adecuado para hacerlo.

Y consideran que ese plan, que ya se empezó a abordar hace unas semanas en una primera reunión con el Ministerio de Sanidad, debería apoyarse en tres grandes pilares, resumió: conciliar el mejor acceso de los pacientes a la innovación con la sostenibilidad del sistema sanitario, reforzar el tejido productivo y convertir a España en una referencia internacional en investigación biomédica, a partir del liderazgo ya ganado en ensayos clínicos de medicamentos.

Respecto al acceso, el presidente de Farmaindustria ha recordado que las cifras son preocupantes y muy alejadas de las de los países de referencia en la UE. "España debe tener un nivel de acceso igual que el de los países europeos de referencia. Del mismo modo que nos hemos vacunado contra la Covid a la vez que alemanes o franceses, debemos acceder a los mismos medicamentos que ellos", ha lamentado.

Sobre el refuerzo del tejido productivo, ha destacado que España cuenta con 82 plantas de producción de medicamentos de uso humano, dotadas de profesionales cualificados y bien distribuidas por todo el país, "por lo que tenemos las bases apropiadas para mandar a Europa el mensaje de que España puede ser un gran hub de producción de la región".

Y sobre la apuesta por la investigación, ha puesto en valor la posición privilegiada de España como un país líder en ensayos clínicos de medicamentos, lo que permitiría apostar también por la investigación básica y la preclínica y convertir así a nuestro país en un polo internacional de investigación biomédica.

"Es una gran oportunidad y una necesidad, puesto que la nueva regulación europea en materia de ensayos hace que éstos se aprueben al tiempo en todos los países. La competencia crecerá, y tendremos que aplicarnos para mantener nuestro liderazgo. Estamos convencidos de que nuestras propuestas son las mejores para el sistema sanitario, los pacientes, nuestro sector y nuestro país; y con estos objetivos afrontamos el trabajo que tenemos por delante con la Administración", ha remachado.

Contador