IFC pasa a llamarse Cantabria Labs para unificar las denominaciones de la matriz en España y sus filiales

Juan Matji, consejero delegado de Cantabria Labs
CANTABRIA LABS
Publicado 16/01/2018 12:45:16CET

   MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Industrial Farmacéutica Cantabria (IFC) ha pasado a denominarse Cantabria Labs con el objetivo de unificar las denominaciones de la matriz en España y de sus filiales en Italia, México, Alemania, China, Portugal y Marruecos, así como de la sociedad Nutrición Médica, tal y como ha informado este miércoles el consejero delegado de la compañía, Juan Matji.

   Además, el cambio de marca incorpora un nuevo 'brandline' para recordar que el fin último del laboratorio es "mejorar" la salud y la calidad de vida de las personas, y un logotipo que simboliza una persona levantando la mano con la intención, según ha comentado la directora general de Innovación y Desarrollo, Susana Rodríguez, de sacarle el "máximo partido" a la vida.

   "Llevamos 30 años en el sector farmacéutico y comercializamos nuestros productos en más de 80 países gracias a las filiales propias y a socios de distribución local. Nuestra capacidad de producción es de más de 30 millones de unidades de producto al año y nuestros principales valores son el emprendimiento, innovación y cercanía", ha dicho el consejero delegado de Cantabria Labs.

   La compañía se centra en el sector dermatológico nacional e internacional, procediendo el 60 por ciento de su facturación del negocio exterior. Sólo el año pasado, Cantabria Labs alcanzó los 150 millones de volumen de negocio y espera que la cifra aumente hasta los 180 millones en 2018 y a 300 millones en 2022.

   Para lograr estas metas, la compañía tiene previsto adquirir a lo largo del primer semestre de 2018 una nueva empresa en Francia, con un presupuesto de inversión de 25 millones, y está en pleno proceso de construcción de una nueva planta ecosostenible de producción, investigación e innovación en La Concha (Cantabria) que espera abrir sus puertas en 2019.

   Esta planta, según ha informado Matji, cuenta con 20 millones de inversión y su principal valor radica en que se sitúa al lado de un manantial con agua a 37,5 grados de temperatura con propiedades biomedicinales. Además, se va a realizar una plantación experimental de recursos naturales de diferentes hojas y plantas y contarán con 900.000 caracoles para producir los huevos que la compañía usa para hacer ingredientes de los productos cosméticos que ya tiene en el mercado.