Publicado 08/10/2021 07:39CET

Identifican una nueva diana farmacológica para el cáncer de sangre

Archivo - Lesión Litica del modelo de Mieloma Múltiple/ CSIC
Archivo - Lesión Litica del modelo de Mieloma Múltiple/ CSIC - CSIC - Archivo

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Mount Sinai de Nueva York y de la Universidad de California en San Diego, en Estados Unidos, han demostrado por primera vez cómo las mutaciones que afectan a un proceso celular llamado empalme de ARN alteran las células para desarrollar el síndrome mielodisplásico (SMD) y otras neoplasias hematológicas y tumores sólidos, según un estudio publicado en la revista 'Cancer Discovery'.

Su investigación descubrió que estas mutaciones producen una versión alternativa de la proteína creada por el gen GNAS. Esta proteína puede ser objeto de fármacos ya aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para el tratamiento de otros tipos de cáncer, por lo que podría ser un buen objetivo en los SMD. Los investigadores están creando un ensayo clínico para probar estos fármacos, conocidos como inhibidores de MEK y llamados así por las proteínas que inhiben para detener el cáncer.

El SMD es un cáncer de la sangre poco frecuente que carece de tratamientos eficaces y tiene un mal pronóstico. Sin embargo, las mutaciones investigadas en este estudio también se encuentran en otros tipos de cáncer, lo que amplía las posibles aplicaciones de estos hallazgos.

"Este es el primer estudio que descubre que la proteína alterada creada por el GNAS aumenta en las células con estas mutaciones en los SMD, y esto da lugar a la activación de procesos que harían a las células cancerosas vulnerables a los inhibidores de la MEK", señala la coautora principal, la doctora Eirini Papapetrou, profesora asociada de Ciencias Oncológicas en el Instituto del Cáncer Tisch.

"El descubrimiento de que podemos intentar utilizar inhibidores de MEK en este cáncer también es una primicia, y nuestros hallazgos también apoyan el futuro desarrollo de fármacos dirigidos a GNAS, identificado en este estudio", añade.

Papapetrou dirigió el estudio junto con el doctor Gene Yeo, profesor de la Facultad de Medicina de la UC San Diego. Generaron modelos de las mutaciones utilizando células madre, con el fin de estudiarlas en un contexto genético fisiológico. A continuación, convirtieron las células manipuladas en células progenitoras hematopoyéticas -que son el tipo de célula relevante en los cánceres de sangre- y realizaron análisis de empalme y unión de ARN.

"Este trabajo integra los modelos isogénicos de la enfermedad con la ARN-ómica de vanguardia para converger en una nueva diana para los SMD", explica Yeo.

Estos análisis permitieron al equipo identificar objetivos de alta confianza e identificar el motor de la enfermedad. El equipo demostró que las células de SMD del modelo, así como las de los pacientes de SMD con estas mutaciones, eran sensibles al tratamiento con inhibidores de MEK.

Contador

Para leer más