Publicado 17/10/2019 13:46CET

Los hospitales Clínic, Clínico San Carlos y Gregorio Marañón son finalistas del Reto MSD Innovando Juntos

Los finalistas, miembros del jurado y participantes en el acto de presentación de los proyectos mejor valorados en el Reto MSD Innovando Juntos en la Lucha frente a las Resistencias a los Antimicrobianos.
Los finalistas, miembros del jurado y participantes en el acto de presentación de los proyectos mejor valorados en el Reto MSD Innovando Juntos en la Lucha frente a las Resistencias a los Antimicrobianos. - MSD

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las iniciativas de los hospitales Clínic, Clínico San Carlos y Gregorio Marañón han sido elegidos finalistas del Reto MSD Innovando Juntos, por el empleo de las nuevas tecnologías para hacer frente a la resistencia a los antibióticos, en un acto celebrado en la Universidad de Sevilla.

Los tres proyectos plantean nuevos sistemas y herramientas para optimizar tratamientos y hacer frente a las predicciones de la Organización de las Naciones Unidas, que estima que las infecciones resistentes a los antibióticos podrían causar 10 millones de muertes al año en 2050.

El director ejecutivo de Acceso de MSD en España, Bernardo Alonso, ha sido el encargado de presentar a los finalistas del reto. Ha señalado que "en MSD trabajamos en proyectos de colaboración con las administraciones sanitarias, tanto nacional como regional, y con otras compañías e instituciones, públicas y privadas, facilitando el desarrollo del conocimiento, la investigación y la transferencia de tecnología, centrados siempre en el paciente".

Sobre el Reto en la lucha frente las resistencias a los antimicrobianos, Alonso ha recordado que se trata de "uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial", y "MSD es una de las pocas compañías farmacéuticas que sigue invirtiendo en el desarrollo de medicamentos para prevenir y tratar bacterias e infecciones", ha asegurado.

Por su parte, el vicerrector de Transferencia del Conocimiento de la Universidad de Sevilla, José Guadix, ha asegurado que "en este reto de ámbito sanitario es muy bueno poder contar con los conocimientos académicos e investigadores de la Universidad, así como con la experiencia de los clínicos hospitalarios y la practicidad de los técnicos de empresas tecnológicas". A su juicio, "de esta manera, unimos las necesidades de los pacientes con la vanguardia del conocimiento y las posibilidades existentes en las herramientas de inteligencia artificial".

TRATAMIENTO ANTIBIÓTICO PARA LA NEUTROPENIA FEBRIL

El proyecto finalista del Hospital Clínic de Barcelona propone un sistema inteligente para gestionar la información de la historia clínica electrónica y optimizar el tratamiento antibiótico de pacientes con neutropenia febril. El proyecto pretende evitar que los pacientes con esta patología reciban un tratamiento antibiótico inicial inadecuado.

Así, sus promotores han creado "un sistema inteligente que permite gestionar toda la información de la historia clínica electrónica y, con ello, ser capaces de crear diferentes algoritmos de inteligencia artificial". Con él, han asegurado, se podría predecir "el riesgo de infección por diferentes bacilos gran negativos multirresistentes, incluyendo 'P. aeruginosa', con más de un 95 por ciento de acierto". Han afirmado que, de este modo, "se conseguiría recomendar un tratamiento antibiótico adecuado y personalizado a esta población de infecciones difíciles de tratar".

SEPSIS E INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Otro de los proyectos finalistas, el del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, plantea la automatización de un sistema de alertas electrónicas y ayuda a la toma de decisiones en el servicio de urgencias para la detección y el manejo del paciente con sepsis mediante técnicas de inteligencia artificial.

De acuerdo con la candidatura presentada, "la identificación precoz y el manejo adecuado de los pacientes con sepsis continúa siendo un reto en Urgencias, debido a la alta demanda asistencial y a la variabilidad individual".

Por ello, "desarrollar un programa de alertas electrónicas, mediante técnicas de inteligencia artificial, que se integraría en el sistema de información de urgencias, basadas en distintos algoritmos y herramientas de ayuda a las decisiones clínicas (diagnóstico y antibioterapia) puede mejorar la detección, manejo y, por tanto, los resultados clínicos de los pacientes", han asegurado.

REDUCIR LA RESISTENCIA A LOS ANTIMICROBIANOS

También ha resultado finalista de este Reto el proyecto HIGEA-RESMIC, una herramienta inteligente para la vigilancia y el control de antimicrobianos y sus resistencias, presentado por el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. La solución planteada consiste en "un sistema de soporte a la toma de decisiones clínicas que permita mejorar el uso de antimicrobianos y reducir las resistencias asociadas", según la candidatura presentada.

Se trata de "un software capaz de integrar la información clínica del paciente procedente de los diferentes sistema de información del hospital (historia clínica, datos de microbiología y laboratorio y programa de prescripción) y de generar de manera automática recomendaciones individualizadas de tratamiento para cada paciente en función de un paquete de alertas derivadas de reglas clínicas previamente definidas e incorporadas al sistema", han explicado.

La candidatura ganadora se conocerá el próximo 19 de noviembre en un acto que coincidirá con la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de Antibióticos de la Organización Mundial de la Salud.

Para leer más