Publicado 28/10/2021 08:08CET

¿Por qué hay que incidir en el mensaje de vacunarse para proteger a todos?

Archivo - Una enfermera administrando una vacuna
Archivo - Una enfermera administrando una vacuna - JORGE PETEIRO - Archivo

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una encuesta realizada en 51 países ha revelado que las personas que no creen que la infección por COVID-19 pueda amenazar seriamente su propia salud son menos propensas a creer en la importancia de prevenir la propagación de la enfermedad y están menos dispuestas a vacunarse, por lo que sus autores inciden en la necesidad de incidir en el mensaje de que vacunarse es imprescindible para proteger a todos, según en la revista de acceso abierto 'PLOS ONE'.

Para suprimir la propagación del COVID-19, puede ser fundamental que los individuos se sientan preocupados por tomar medidas para prevenir la transmisión dentro de su comunidad. Sin embargo, tal y como sugieren investigaciones anteriores, estas preocupaciones y acciones pueden verse afectadas por una serie de factores tanto individuales como culturales.

James M. Leonhardt, de la Universidad de Nevada, en Estados Unidos, y sus colegas plantearon la hipótesis de que un factor que influye en la preocupación por la pandemia podría ser la percepción de invencibilidad de las personas ante el COVID-19.

Para poner a prueba esta idea, los investigadores analizaron las respuestas de más de 200.000 personas de 51 países de una encuesta en curso administrada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y el programa Data for Good de Facebook mediante anuncios dirigidos en las redes sociales durante la pandemia.

La encuesta incluía una pregunta sobre la gravedad de infectarse con COVID-19, así como preguntas sobre la disposición a vacunarse y a tomar medidas para reducir la propagación en la propia comunidad. Los investigadores también tuvieron en cuenta el estado de salud general, la edad, el sexo y el nivel de estudios de los participantes.

El análisis estadístico de los resultados de la encuesta reveló que las personas que declararon sentirse más invencibles ante el COVID-19 estaban menos dispuestas a vacunarse y eran menos propensas a creer en la importancia de las acciones individuales para reducir la transmisión.

El análisis también mostró que la magnitud de este vínculo difería entre los países. Las personas con una alta percepción de invencibilidad que vivían en países con un mayor énfasis en las libertades y la autonomía individuales -como Estados Unidos, Reino Unido y Canadá- estaban menos dispuestas a vacunarse y a tomar medidas que las personas con una alta percepción de invencibilidad que vivían en culturas con un mayor énfasis en la acción colectiva.

Los autores afirman que sus resultados ponen de manifiesto la importancia de tener en cuenta tanto los factores individuales como los culturales a la hora de abordar las pandemias. Sugieren que los esfuerzos de supresión empleen mensajes que enfaticen la importancia de la acción colectiva, especialmente en las culturas individualistas. Mientras tanto, las investigaciones futuras podrían profundizar en el impacto de los factores culturales en las creencias y los comportamientos sanitarios.

Los autores añaden que, "aunque sentirse invencible puede ser beneficioso para superar las dificultades económicas o durante los periodos de guerra, los resultados de nuestro estudio sugieren que pone en peligro la probabilidad de que la gente se vacune contra el COVID-19, y esto es especialmente así en los países individualistas, como Estados Unidos, donde la gente tiende a centrarse en su propia salud en lugar de en la salud colectiva de su comunidad".